martes, 19 de junio de 2018

Nanas en inglés


Al igual que el momento del cuento, otro momento muy especial que compartimos con nuestros peques es en el que les cantamos una nana para que se queden dormidor por la noche.

En inglés, como en todos los idiomas, hay muchas nanas (lullabies) que podéis compartir con vuestros hijos. Mi consejo es que elijáis una o dos, las que más os gusten, y os las aprendáis. No es necesario tener un repertorio muy amplio, porque a los bebés les gusta la repetición. Pronto empiezan a asociar una canción a un momento determinado y escucharla les aporta tranquilidad.

En nuestro caso, con mis dos hijos he utilizado y sigo utilizando la de "Twinkle, twinkle, little star", y por eso quiero compartirla hoy aquí con vosotros.
"Twinkle twinkle, little star
How I wonder what you are
Up above the world so high
Like a diamond in the sky"
Podéis encontrar muchas versiones de esta canción en Internet. Una que nos gusta a nosotros es esta

Aquí os dejo la letra completa de la canción:

twinkle_star

Otra nana que también nos gusta mucho es la de "Girls and boys come out to play". Podéis escucharla aquí y esta es la letra:
"Girls and boys come out to play,
the moon is shining bright as day.
Leave your supper and leave your sleep,
and come with your playfellow into the street.
Come with a whoop and come with a call,
come with a good will or not at all"
Y os dejo aquí una lista con un montón de ellas, que he sacado del libro de Ladybird: Classic Nursery Rhymes Collection por si queréis escucharlas:
  • How many miles to Babylon?
  • I see the moon
  • Star light, star bright
  • Sleepy-time has come for my baby
  • Sleep, baby, sleep
  • Lullaby and good night
  • Golden slumbers kiss your eyes
  • Hush-a-bye, baby
  • Diddle diddle dumpling
  • Wee Willie Winkie
  • Rock-a-by, baby, your craddle is green
  • Niddledy, noddledy
  • How many miles to babyland?
  • Up the wooden hill
  • Come to the windows, my baby, with me
  • A candle, a candle
  • The man in the moon
  • Good night, sleep tight
  • In winter I get up at night
No es necesario saber demasiadas, incluso con una o dos es suficiente. Aprenderse la letra, conocerlas bien, y aprovechar el momento de dormir para introducir un poco de inglés en casa. 

martes, 12 de junio de 2018

Un café con... Saioa



Hoy nos tomamos un café con Saioa, profe, mamá de dos peques de 4 y 2 años, y autora del blog Cuentos de Amatxu.

Conocí a Saioa por su cuenta de Instagram, en la que reseña un montón de cuentos chulos, ¡muchos de ellos en inglés! Contacté con ella y, charlando, me explicó cómo introduce ella el inglés en casa.

Saioa no les habla exclusivamente en inglés a sus hijos, porque quería educarlos en tres idiomas: español, inglés y euskera. Cómo su pareja sólo habla español y ella es la única que habla los tres idiomas, es la encargada de transmitirles el inglés y el euskera. ¿Cómo lo hace? ¡Hoy nos lo cuenta!

Saioa, en primer lugar, muchas gracias por dedicarnos este ratito.
  • Háblanos un poco de ti y de tu familia.
    Hola, nuestra familia está formada por cuatro personas, los dos pequeñajos; el mayor de 4 años y el pequeño de 2, el aita y yo, la amatxu.
  • Cuéntanos, ¿cómo surgió la idea de introducir tres idiomas en casa?
    Soy profesora de inglés, por lo que tenía claro que el inglés tenía que estar presente en la vida de mis hijos sí o sí. Además, hablo también euskera, lo utilizo en mi trabajo, para comunicarme con el resto de profesores y en ocasiones, para hablar con los alumnos, puesto que es el idioma vehicular de los colegios de aquí. Sé que es importante para mis hijos tener una buena competencia en los tres idiomas.
  •  ¿Te planteaste en algún momento hablarles únicamente en euskera o en inglés? ¿Por qué optaste finalmente por hablarles en español e introducir los otros dos idiomas de forma complementaria? Sí, realmente me lo planteé cuando estaba embarazada, pero al ser la única persona en casa que habla euskera e inglés la situación era difícil, además, en el entorno tampoco se hablan ninguno de estos idiomas, por lo que la situación, a la hora de la verdad, se me hizo muy cuesta arriba.
Introducir tres idiomas de forma activa en casa es complicado, especialmente si dos de ellos los introduces tú sola. En mi caso, el padre les habla gallego a nuestros hijos, yo  inglés, y el español lo adquieren del entorno. Pero en el tuyo eres tú la encargada de aportarles el inglés y el euskera.
  •  ¿Cómo te organizas? ¡A mí no me darían las horas del día! La verdad es que no lo tengo organizado y realmente va sobre la marcha, les cuento cuentos en los tres idiomas, indistintamente, sin realizar traducciones de los mismos, si el cuento está en inglés, lo cuento en ese idioma, si está en castellano, lo cuento en castellano y si está en euskera, lo cuento así…También cantamos, aunque solo en euskera e inglés, intento que sean “action songs” para que les resulten más atractivas y divertidas. En ocasiones, al salir de clase, les hablo en euskera o inglés, cuando les veo más receptivos, porque la verdad es que no siempre les apetece hablar en estos dos idiomas en público y no quiero forzarles. Si realizamos manualidades en casa, también las solemos hacer en euskera o en inglés…la verdad es que vamos rotando los idiomas según nos apetezca cada día, aunque el idioma principal es el castellano.
  •  De las fuentes que utilizas para que adquieran el inglés, ¿cuáles crees que son más efectivas en tu caso? En nuestro caso lo tengo claro, los cuentos. Les leo cada noche a mis hijos (otros días les leo en otras ocasiones), no controlo el idioma en que lo hago, elijo el cuento según lo que nos apetezca esa noche, o según lo que elijan los propios niños, ellos tampoco los eligen por el idioma, sino por la historia en sí. Se los leo en el idioma en que estén, sin traducir nunca, y nunca han pedido traducción. Cuando vamos a alguna biblioteca, cogemos los libros en cualquiera de los tres idiomas, aunque intento que sean más en euskera o inglés.
  • El mayor ya tiene 4 años. ¿Qué nivel de compresión tiene en los dos idiomas minoritarios? ¿Y es activo en alguna de los dos?
    En el colegio solo habla en euskera. Tanto en euskera como en inglés entiende todo lo que se le dice. Euskera lo habla también, inglés le cuesta más, pero también dice palabras sueltas y responde cuando se le pregunta.
  • ¿Cómo crees que está influyendo el trabajo que haces en casa a la hora de que adquieran el inglés en comparación con niños que sólo los escuchan en clases o actividades fuera de casa?
    Creo que influye sobre todo en su actitud frente al idioma, al saber que su madre también lo conoce, les resulta más natural que a los niños que solo lo aprenden en el colegio.
  • ¿Cómo aceptan tus hijos el que les hables en idiomas diferentes?
    El pequeño lo acepta muy bien, el mayor a veces prefiere que le hable en castellano por la calle, aunque en casa, es él quien me pide a veces que le hable en inglés o en euskera.
  • Y antes de acabar, ¿qué le recomendarías a una familia con peques que ya tienen 3 años o más, y se plantean introducir el inglés en casa?
    Que no tengan miedo, que no es tarde, que comiencen poco a poco, sin presionar, haciendo que sea algo divertido, como parte de juegos, libros, vídeos, canciones…que se valgan de alguna actividad que a él le atraiga para ir introduciéndolo poco a poco.

Muchas gracias por tu tiempo y felicidades por tu blog!

Podéis seguir a Saioa en su cuenta de Instagram, Twitter, Facebook o en su blog “Cuentos de Amatxu”.


martes, 5 de junio de 2018

Inglés en casa: Let's cook!

cook
La cocina (the kitchen) es uno de los mejores lugares de la casa para practicar inglés con los niños. Una de las razones es que cada frase implica una acción.  “Vamos a batir un huevo”. Coges el huevo, lo rompes y lo bates… El niño escucha la expresión, y lo asocia a la acción. Esto hace muy visual todo lo que estás diciendo y por lo tanto que el niño lo entienda de forma más sencilla. 

En el blog publicamos de vez en cuando, en el apartado “Mis Recetas”, algunas de las recetas que hacemos con los peques en casa, y hoy queremos recopilar un poco de vocabulario relacionado con la cocina, ¡para que os animéis a empezar vosotros también! 

martes, 29 de mayo de 2018

Tres años y medio de aventura bilingüe


Hace ya algún tiempo del último post en el que os contaba cómo va nuestra aventura bilingüe en casa, así que ya tocaba post nuevo al respecto, ahora que el mayor tiene 3 años y medio y el pequeño cumplió hace poco el año.

martes, 22 de mayo de 2018

Seis podcasts en inglés para escuchar con tu peque

Hoy, en nuestra habitación de invitados, tenemos a Erika. Erika Deery nació y creció en Mexico y vive en Australia con su marido y sus dos peques. Erika se puso en contacto conmigo hace un tiempo y me envió unos ejemplares de los cuentos bilingües que escribe e ilustra. Se trata de los cuentos de Millie, una niña que, junto a su amigo Mr Racoon, tiene aventuras increíbles nacidas de su imaginación. Estos cuentos están escritos en formato bilingüe español-inglés. Nosotros en casa no teníamos cuentos bilingües, pero el formato me parece interesante sobretodo si tienes en casa gente que no hable inglés, para que le pueda leer los cuentos a los peques. O incluso, aunque hables inglés, para evitar la traducción simultánea, que es lo que yo hago cuando el mayor me pide que le lea alguno de los cuentos que tenemos en español por casa. 

Hoy tenemos la suerte de que Erika ha compartido con nosotros un post con algunos podcasts para escuchar con los más peques de la casa.

¡Os dejo con ella!

martes, 15 de mayo de 2018

Más cuentos de Julia Donaldson

Hoy quiero compartir con vosotros tres pequeñas joyas de Julia Donaldson. Hace un tiempo escribí un post donde os hablaba de los cuentos más conocidos que tenemos de esta autora. Estas Navidades los Reyes decidieron ampliar nuestra biblioteca con más cuentos suyos, así que hoy quiero compartir con vosotros estos tres que nos están encantando.

martes, 8 de mayo de 2018

Un café con... Pilar


Hoy, en “Un Café Con”, tenemos a Pilar Vera, madre de dos peques, uno de 2 años y otro de 3 meses a los que educa bilingüe. Pilar es además la persona que está detrás del blog “Lanonativa y la autora del libro “Mejora tu inglés y haz que tu hijo sea bilingüe”.

Pilar, muchas gracias por estar hoy aquí con nosotros compartiendo este rato.

Háblanos un poco de ti y de tu familia bilingüe ¿Cuándo y por qué decidiste educar bilingüe a tus hijos?

Pues es algo que desde novios, mi marido y yo habíamos comentado que cuando tuviéramos hijos, uno de nosotros les hablaría en inglés… y así lo hicimos. En concreto, yo les hablo en inglés y mi marido en castellano. De las diferentes formas que puede haber para hablar a nuestros hijos en inglés, yo he elegido hablarles todo el tiempo en esta lengua. Al mayor desde los dos meses y al pequeño desde el principio.

Pensamos que es muy interesante que puedan aprender una segunda lengua perfectamente sin esfuerzo, de una forma muy natural. Creemos que, de esta forma, todo el tiempo, viajes y dinero que nosotros hemos dedicado a aprender inglés, nuestros hijos podrán usarlo para aprender una tercera lengua, practicar algún deporte, tocar algún instrumento, hacer teatro… quién sabe, lo que ellos quieran. Por otro lado, quería poner todo lo posible de mi parte para que mis hijos dominen el inglés, de forma que no dependamos totalmente del entorno educativo en el que estén en el futuro o de las actividades extraescolares a las que les podamos llevar.

En relación a tu libro, se trata de un referente de vocabulario práctico, conversaciones reales, canciones y juegos para bebés y niños para padres que quieren educar bilingües a sus hijos.  ¿Cómo surgió la idea de hacer este libro?

Cuando empecé a hablar a mi hijo mayor en inglés me di cuenta de que tenía lagunas de vocabulario y expresiones relacionadas con niños pequeños y le quise poner solución. Para sentirme más segura y cómoda, escribí varias conversaciones de diferentes temas de la manera en la que hablamos a los niños y encargué las traducciones. Fue una inversión económica bastante fuerte, pero lo necesitaba. Era importante para mí, ser capaz de aprender nuevas frases y palabras que usan los hablantes nativos de inglés. Me gustó tanto tener esas primeras traducciones y las disfruté tantísimo que encargué más ampliando los temas. Llegó un momento en el que tenía en mis manos unos materiales que eran una joya y decidí crear el libro.

¿Cómo está estructurado?

Es un libro de 202 páginas en el que se pueden encontrar 80 conversaciones reales que los nativos tienen con sus hijos con más de 1700 frases típicas, que están divididas en 22 temas o situaciones diferentes (hora de comer, vestirse, salir a dar un paseo, muestras de enfado, de cariño, primeros pasos, ir a la piscina o a la playa, dolores, higiene y cuidados…).

Para cada situación se incluye el vocabulario y los verbos más usados. Además, también podemos encontrar canciones y juegos tradicionales (para dar palmas con los peques, para hacerles botar, para hacerles cosquillas, para estar entretenidos durante un viaje en coche, para jugar con sus amigos…).

¿Dónde se puede comprar?

El libro está a la venta en Amazon.

Uno de los objetivos de este libro, consiste en que los padres se familiaricen con determinado vocabulario relacionado con el mundo infantil para que les resulte más sencillo educar bilingües a sus hijos, ya que, en muchas ocasiones, independientemente de nuestro nivel de inglés, carecemos de este tipo de vocabulario.

¿Qué importancia crees tú que tiene el nivel de inglés de los padres a la hora de decidir educar bilingüe a sus hijos?

Personalmente, pienso que cada familia tiene que tomar las decisiones en cuanto a la crianza bilingüe no nativa basándose en sus propias sensaciones y en su zona de confort. No creo que haya un nivel mínimo del dominio de una lengua para lanzarse a usarla, a jugar con ella, a cantar o a realizar las diferentes rutinas del día con ella. Todo depende de la comodidad con la que los padres la usen, de la naturalidad con la que nos comuniquemos con nuestros hijos y del gusto y disfrute que tengamos al hacerlo.  

Este es un tema que comentamos a menudo los padres que hablamos a nuestros peques en una lengua extranjera, nosotros no somos el único input que tienen nuestros hijos. Poco a poco van escuchando canciones, vídeos, televisión, profesores, amigos, otros padres, leen, viajan… De todas esas interacciones van a adquirir nuevo vocabulario, y van a mejorar su pronunciación, su entonación, la gramática… Nosotros les damos una herramienta: comprender una nueva lengua y poder comunicarse y aprender con ella. Y ellos en su día a día irán perfeccionándola y depurándola sin darse cuenta.

Pensar que nuestro nivel de inglés no es suficientemente bueno puede convertirse en una gran barrera, una barrera que nos ponemos nosotros mismos, y, sin embargo, muchas veces es un nivel más bueno del que creemos. Uno de los objetivos del libro es hacer una gran compilación de vocabulario, conversaciones y pequeñas ideas para mejorar y rellenar las pequeñas lagunas que nos crean dudas al hablar a nuestros hijos en inglés.

En mi opinión, una de las dificultades de educar bilingüe sin ser nativo reside en la problemática de transmitirle a tus hijos todo ese vocabulario vivo, no reglado, que se habla en las calles, que cambia de generación en generación… esa cultura, esas tradiciones….
Veo que, un poco en esta línea, en tu libro incluyes varias temáticas que a mí me parecen muy interesantes: canciones, rimas, juegos tradicionales y conversaciones reales de nativos.
  
En relación a esto, ¿qué impacto crees que tiene el hecho de no ser nativo a la hora de educar bilingüe?

La forma en la que yo me he planteado criar a mis hijos es usando el inglés como vehículo de comunicación, pero lo que quiero trasmitirles es mi cultura, en la que yo me he criado, la que yo conozco y la que nos rodea, que es la española. No obstante, me encanta el inglés y gran parte de las tradiciones, canciones y juegos que usan los nativos de esta lengua. Así que también quiero incluir esos pequeños detalles en la crianza de mis hijos de un modo divertido. Por eso he incluido en el libro pequeños tips con actividades que los padres nativos hacen con sus hijos en inglés. Hay canciones y juegos muy bonitos y divertidos. Me parece que son un gran complemento a nuestras cosas tradicionales.

Yo quiero que mis hijos puedan comunicarse en inglés, pero no pretendo que sean ingleses. Quiero que dominen esta lengua para comunicarse con el mundo entero y, en ese sentido también quiero que conozcan una gran variedad de culturas.

Por otro lado, hay veces que me salen de forma muy instintiva piropos en español y otros en inglés. ¿Quiere esto decir que no les hablo siempre en inglés a mis hijos como lo haría un nativo? Yo creo que simplemente, vivo mi maternidad disfrutándola, como me apetece, plenamente y demostrando a mis hijos el amor que les tengo de la mejor manera que sé.

¿Consideras que el aprendizaje del idioma será más académico al no poder transmitirle a nuestros hijos de forma tan sencilla ese lenguaje vivo que se aprende cuando estás inmerso en la cultura de un país? ¿Qué importancia crees que tiene esto?

Personalmente estoy haciendo un esfuerzo por mejorar mi inglés para llenarlo de nuevo léxico y frases lo más nativas y correctas posibles. De hecho, esta ha sido la razón del nacimiento del libro. Sin embargo, es inevitable que mi inglés tenga un toque académico. Creo que nunca podré hablar y usar la lengua inglesa como los nativos. Pero no me preocupa, ni me parece fundamental, ya que para mí lo importante es la fluidez al hablar, la naturalidad, la tranquilidad y sentirme cómoda interaccionando, jugando y educando a mis hijos. El libro me ayuda a mejorar poco a poco: a confirmar que las cosas que digo, las digo bien y a ampliar mi dominio del inglés con ese lenguaje del día a día que usan los nativos.

Para mí es importante no autopresionarme. No soy nativa en inglés y no es mi intención llegar a parecerlo. Y creo que aun así puedo hablar con mi hijo en inglés y trasmitirle todo lo que quiero usando esta lengua.

Con respecto al aprendizaje ‘académico’ del inglés. He leído alguna crítica que dice que las familias que criamos de forma bilingüe no nativa intentamos ‘enseñarles’ a nuestros hijos inglés. Pues bien, yo soy maestra de inglés y me gustaría decir tres cosas:

Cuando doy la clase de inglés a mis alumnos, les enseño inglés de una forma académica.

·         Cuando doy la clase de educación física en inglés, les enseño educación física de una forma académica hablándoles en inglés.
·         Y en mi día a día cuando estoy con mis hijos, les canto, les hablo, les educo, les regaño y les doy mimos hablándoles en inglés. No necesito enseñarles inglés de forma académica, ya que lo adquieren de una forma tan natural que me siento como una mamá absolutamente normal, teniendo una relación madre-hijo corriente.
·         Desde que educo bilingüe en casa he conocido a otras familias que, cómo nosotros, están inmersos en esta aventura, incluyendo a familias angloparlantes que educan en español a sus hijos sin ser nativos.

¿Crees que tu libro también puede ayudar a estas familias que quieren enseñar español a sus hijos?

Sí, está escrito en español y todo está traducido al inglés. Por eso el libro puede ser utilizado por padres que hablan español y que quieren mejorar el inglés que se usa con bebés y niños, y también puede ser útil para padres que hablan inglés y que quieren hablar en español a sus peques.

Y antes de despedirnos, cuéntanos…. ¿Cuál es ahora mismo la situación de vuestra aventura bilingüe?

Estamos en un momento de tranquilidad dentro de esta aventura, la bilingüe y la de ser padres. Nuestro hijo mayor nos entiende perfectamente, a su padre al hablarle en español y a mí al hablarle en inglés, y poco a poco está aprendiendo a hablar. Aunque todavía no se lanza, las palabras que ha dicho por ahora son tanto en inglés como en español (papá, mamá, bebé, agua, banana, milk, boots, bye bye, bubbles…).

Con respecto al peque, le hablo en inglés y alguna vez le digo cosas en español. Me resulta tan agradable decirle que es ‘mi bolita de amor’ como ‘I love you’. No me presiono por hacerlo en inglés siempre, ya que todavía es muy pequeño y, además, hay momentos en los que el cansancio y las noches sin dormir hacen que hablar en inglés sea un extra al que mi cerebro y energías no son capaces de llegar. Pienso que es importante ser generosos y comprensivos con uno mismo, sobre todo cuando nuestros hijos son pequeñitos. No creo que debamos preocuparnos por hacer algún ‘break’.

Cada vez, hablar a nuestros hijos es más sencillo y cómodo. A medida que se van haciendo mayores e interaccionan más con nosotros, es más gratificante ya que, ves que te entienden, que responden a las órdenes, que te piden cosas… Nosotros nos encontramos en ese momento con el mayor ahora y es muy bonito.

¿Qué otros recursos, aparte de tu libro por supuesto, utilizas tú para facilitarte el día a día en la educación bilingüe?

Lo más importante para mí es el tener contacto con otros padres que hablan a sus hijos en inglés o en cualquier otra lengua en la que no son nativos. Me resulta muy tranquilizador ver cómo van evolucionando los niños que son mayores que los míos, poder preguntar mis dudas y que me den ideas. Por otro lado, también me gusta estar en contacto con padres cuyos hijos son más pequeños o que se están planteando criar de una manera bilingüe a su bebé que está por nacer, ya que siento que somos una comunidad muy grande, con muchas ilusiones y con una idea de la vida y del futuro que se parece en muchos aspectos.

Para encontrar a estas otras familias, las redes sociales han sido una gran herramienta. Yo uso sobretodo Facebook y el WhatsApp.

También blogs como el tuyo son geniales para refrescar mis ilusiones y conocer nuevos recursos y familias.

Por otro lado, me gusta ver videos en Youtube de familias americanas o británicas. Además de ayudarme a mejorar mi inglés, a veces puedo ver cómo hablan a sus hijos y qué tipo de frases usan. Youtube también me sirve para que mi hijo mayor vea videos de dibujos animados como Little People y Laugh and Learn de Fisher Price o Peppa Pig.

También disfrutamos mucho con los cuentos de Macmillan de la serie A-Lift-the-Flap Fairy Tale.

En este enlace podéis ver un capítulo de ejemplo del libro y el índice. Y podéis seguir a Pilar en su blog “Lanonativa” o en su página de Facebook.

Muchas gracias por haber estado hoy con nosotros Pilar!