martes, 16 de enero de 2018

Las dudas que surgen en toda aventura bilingüe


Todos los que educamos bilingüe en casa sin ser nativos sabemos que es una experiencia muy gratificante, especialmente cuando se empiezan a ver resultados, pero que también tiene sus momentos duros, en los que surgen las dudas y podemos llegar a plantearnos si esta decisión ha sido la correcta o no. 

Hoy quiero hablar de esos momentos de dudas a través de testimonios que he recopilado de padres que educan bilingüe. 

Creo que es importante compartirlos para que veáis que es algo normal tener dudas. Hay días en los que estamos más cansados, en los que todo parece que nos sale mal, días en los que un comentario desafortunado de alguien nos afecta más de la cuenta, días en los que algo nos hace pensar: ¿estaremos haciendo bien? ¿Hemos tomado la decisión correcta? 

A mí en esos momentos me ha ayudado mucho contar con el apoyo de otros padres en mi misma situación, porque ellos entienden tus logros, pero también tus dudas. Y por eso quiero compartir este post hoy con vosotros. Para que si tenéis dudas, veáis que es algo normal y habitual porque, al fin y al cabo, ¿quién no tiene dudas en algún momento sobre si están educando a sus hijos de mejor manera posible? 

Es un post un poco largo, pero no he querido recortarlo demasiado porque creo que a todos los que estamos inmersos en esta crianza bilingüe nos aportan mucho las opiniones de otros padres en nuestra misma situación. 


martes, 9 de enero de 2018

Un Café Con.... Raúl




Hoy, en "Un Café Con", tenemos a Raúl, padres de tres peques de 7, 9 y 11 años, a los que lleva hablándoles inglés desde pequeños. Puede que lo conozcáis del blog Quiero Milk o de su libro, Quiero Milk, para aprender y enseñar inglés  a tus hijos de forma original y divertida. 

Hoy, está aquí para hablarnos de su nuevo proyecto en familia: #QMPODCAST, el Podcasde Quiero Milk.

Raúl, en primer lugar, gracias por estar con nosotros compartiendo hoy este café virtual.
  • Cuéntanos, ¿qué es #QMPODCAST?
    Pues QMPODCAST es un podcast en inglés con episodios de 5 minutos hechos por 3 niños no nativos a los que su padre les habla en inglés desde que nacieron. This is a podcast for kids that parents will enjoy too. 
  • ¿Cómo surgió la idea de crear #QMPODCAST?
    Es algo a lo que llevaba tiempo dándole vueltas. Como de costumbre quería hacer algo para que mis peques siguiesen aprendiendo de forma divertida. En mi opinión, en una época como la actual hacer los deberes con lápiz y papel no puede ser la única forma de aprender y de satisfacer la curiosidad de los niños.
    Después de darle vueltas, decidí que este verano no habría “deberes tradicionales” y en su lugar no embarcamos en esto: a podcast to LEARN & HAVE FUN. Esta iniciativa surge para motivar e inspirar a mis hijos y el hecho de compartirlo es intentar que esa motivación e inspiración llegue a muchas familias. Creemos que puede ser muy útil para muchos que buscan alternativas al aprendizaje aburrido. En particular creo que el escuchar a estos 3 pequeñajos hablando en inglés de forma natural (sin pensar ni traducir) a  pesar de que lo que saben lo han aprendido en España con un padre no nativo, puede disipar las razonables dudas que les surgen a muchos padres en la misma situación cuando se embarcan en esto de la crianza bilingüe. 
  • ¿En qué consiste este podcast?
    Nos hemos inventado un montón de secciones (family first, quote the quote, simple science, call the tune…), y juegos, y hemos compuesto un montón de canciones. Además vamos a hacer algunas”entrevistas” (en inglés, of course), por si alguien quiere apuntarse…  Y todo está grabado non-stop, así que también podemos compartir con vosotros nuestros propios errores (remember the goal is to LEARN & HAVE FUN). Como hablaremos con personas de muchos países, también aprenderemos de distintas culturas y escucharemos muchos acentos… Este jueves sale la primera…
  • ¿A quién va dirigido el podcast?
    Bueno, pues Picasso dijo una vez: “Every child is an artist. The problem is how to remain an artist once we grow up”. Así que si tenéis una mente con mucha curiosidad y habláis un poquito de inglés, independientemente de vuestra edad,  esto es lo vuestro… Da igual la edad, sólo hace falta querer aprender y divertirse, pero cuanto más nivel de inglés se adquiera, más divertido resultará… 
  • ¿Cómo puede ayudarnos #QMPODCAST a aprender inglés con nuestros hijos?
Para los niños, escuchar la radio (o podcasts) con contenidos adecuados a su edad es muy útil. Nosotros hace años que escuchamos los de la BBC (CBeebies Radio). Los beneficios, si se escuchan en familia, son incluso mayores (permites que los niños usen su imaginación, comentas temas que de otra forma quizá no habías pensado en comentar, se estimula el aprendizaje y la curiosidad, y sobre todo fomenta la unión y la comunicación en familia).
En el caso de #QMPODCAST el hecho de que sea íntegramente grabado en inglés se puede tomar como una desventaja, como un hándicap, o como un reto para algunos, pero creo que, para aquellos que no tienen aún un gran nivel, merece darle la pena darle una oportunidad y ser constante, porque con el tiempo algunas frases y comentarios se repiten, y el oído termina acostumbrándose. Aristóteles dijo aquello de "las raíces de la educación son amargas, pero el fruto es dulce" y no se equivocaba.
Yo escuché mi primer podcast con 30 años y no entendí ni una palabra, pero no desistí. Con el tiempo, aprendí lo suficiente como para enseñar a mis hijos, y con el tiempo, ellos han sido capaces de crear sus propios podcasts en inglés. Espero que no suene pedante, pero sí, se me cae la baba con ellos.
Pregunta en el colegio, en la academia o a “tus amigos guiris”. Todos te dirán que hay que incrementar la exposición al idioma desde pequeño y que lo mejor es aprender de forma divertida. En su día leía que sólo un loco hace una y otra vez lo mismo y espera que el resultado sea distinto. Si quieres que tus hijos aprendan inglés y lo que haces no termina de funcionar, ¿por qué no pruebas algo nuevo? Solución: Escucha con tus hijos un episodio de Quiero Milk Podcast a la semana.
Benefits of listening to #QMPODCAST:
  1. Your children can use their imagination.
  2. It’s family time.
  3. Learn  in a different way (about music, diversity, the environment, sharing, values..) 
  4. It’s free.
Las  excusas más utilizadas para no avanzar con nuestro nivel de inglés son:
  1. NO TENGO TIEMPO. 
  2. MI NIVEL ES MUY BAJO.
  3. EL INGLÉS ES UN ROLLO. 
Solución: Escucha 10 minutos de Quiero Milk Podcast a la semana y te quedarás sin excusas para avanzar:
  1. NO TENGO TIEMPO. Escúchalo mientras haces lo que sea (en el bus, en el gym, en la ducha…)
  2. MI NIVEL ES MUY BAJO. No hace falta un gran nivel para escuchar a niños que llevan menos años en el mundo que tú estudiando inglés.
  3. EL INGLÉS ES UN ROLLO. Si lo útlimo que probaste fueron los casettes de la BBC, se puede entender que lo pienses, pero si es así, esto te va a parecer una pasada. 
  4. Nota: la cuarta mayor excusa para no avanzar es “NO SOY CONSTANTE”, pero si te subscribes no tendrás que hacer nada y cada semana tendrás en tu móvil un episodio de forma gratuita…. For ever…
  •  ¿Cómo podemos escuchar #QMPODCAST?
Pues está disponible en iTunes. También lo tenéis para dispositivos Android o en nuestra web
LOS JUEVES, A LAS 9 (EVERY THURSDAY AT NINE O’CLOCK). Esa es la fecha y la hora elegida para lanzar los nuevos episodios de Quiero Milk podcast cada semana. ¿Y porqué? Pues en inglés no tiene sentido, pero en español rima y se te queda: “LOS JUEVES, A LAS 9”
Vale, tienes razón, tienes que pronunciarlo con acento del sur como el nuestro para que rime,  pero si te subscribes, no hace falta que te aprendas la frase, y cada semana tendrás en tu móvil tu “mihita” de inglés semanal

Muchas gracias por tu tiempo, Raúl, y por compartir con nosotros este nuevo proyecto, que seguro que va a ser un éxito!


martes, 2 de enero de 2018

Libros para educar bilingüe o introducir el inglés en casa

En primer lugar ¡Feliz 2018!

Quiero empezar el año con un post para aquellos que se estén planteando comenzar una aventura bilingüe en este 2018, o incluso introducir el inglés en casa para ayudar a sus peques a adquirirlo de forma natural, aunque no los eduquen de forma bilingüe.

Para ello, recopilo 3 libros que os pueden ayudar a enfrentaros a este reto, y que son los que yo tengo en casa, he leído y sigo releyendo de vez en cuando para sacar ideas. Se trata de los siguientes:
  • Baby English (Diana Sampedro)
  • Aprender inglés en familia (Deanna Lyles)
  • Kiddy English (Richard Brown)

Baby English (Diana Sampedro)


El libro de Diana Sampedro fue el primero de este estilo que compré, y me ayudó muchísimos en mis comienzos. No tanto porque me enseñara cosas nuevas (que también), sino porque me hizo ver que había más familias en la misma situación que la mía, con las mismas dudas, problemas y retos.

Está escrito por una madre que cría a su hija en un idioma en el que no es nativa, y te cuenta por donde empezar, te da herramientas para afrontar esta educación bilingüe, vocabulario y expresiones útiles, te habla de las dudas y dificultades que surgen en este proceso, e incluso incluye un capítulo específico para aquellas personas que no quieren educar bilingüe pero sí quieren que sus hijos aprendan inglés.

Viene acompañado de unos audios en MP3 que podéis descargaros de la web de Vaughan, donde podéis escuchar la pronunciación de las diferentes expresiones a las que se hace referencia en el libro, así como las canciones que incluye. 

En el blog podéis encontrar varios posts en relación a este libro. Por ejemplo, tenéis una reseña del blog o una entrevista con su autora, Diana. 

Aprender inglés en familia (Deanna Lyles)



Este libro, escrito por Deanna Lyles te ayuda a educar bilingüe en casa, aportándote vocabulario y expresiones que se utilizan frecuentemente con niños. Incluye además, entre otros, un capítulo dedicado a la lectura, otro a las canciones y rimas, y otro a los juegos, manualidades y otras actividades.

Todas las actividades están clasificadas en tres rangos de edades: de 0 a 18 meses, de 18 meses a 5 años, y a partir de 5 años. La única diferencia la marca el capítulo de dibujos y películas, donde el primer rango de edad es hasta los 2 años, por la recomendación de no utilizar este tipo de medios en niños menores de dos años.

El capítulo de lectura me pareció especialmente interesante, e hice un post en relación al mismo, que podéis encontrar aquí.

Kiddy English (Richard Brown)


Este es un libro de Richard Brown, publicado por Vaughan. Cada capítulo aborda una temática (Dressed and Ready!, Baby Food, Up and about!, Bathtime!, etc.) y todos tienen la misma estructura: un poema, un cuento, vocabulario y frases en relación al tema que se está abordando.
Incluye CD con audios. Es un libro muy sencillo, pero que puede servirnos como primera aproximación para entrar en contacto con todo ese vocabulario y expresiones que echamos en falta cuando empezamos a hablar con los peques de la casa en inglés.

Cualquiera de estos libros puede ser un buen comienzo a la hora de plantearse educar bilingüe o de introducir el inglés en casa. Así que, animaos, y haced que el 2018 sea el año del bilingüismo en casa!

martes, 26 de diciembre de 2017

Estas Navidades, regala inglés

Ahora que estamos en Navidad quiero proponeros algo para incluir en la carta a los Reyes Magos. ¿Por qué no aprovechar y pedirles un cuento o un CD con música en inglés?

Aprovechemos el 2018 para empezar a leerles en inglés a nuestros hijos. Un poquito cada día, y cada día un poquito más.

En el post de hoy vamos a montar una caja con cuentos y música en inglés para que los Reyes se la traigan a vuestros hijos, sobrinos o amigos.

Goodnight moon


Uno de los primeros cuentos que tuvimos en casa, y una maravilla para leerles desde bebés a la hora de irse a la cama.  

Goodnight room 
Goodnight moon 
Goodnight cow jumping over the moon 
Goodnight light 
And the red balloon

Con textos e imágenes muy sencillos, que permiten que el cuento les llame la atención desde muy pequeños, o aunque todavía no sepan mucho inglés. 

The very hungry caterpillar


Un clásico de Eric Carle. La pequeña oruga glotona que se va comiendo diferentes tipos de comida a lo largo de los días de la semana hasta convertirse en una gran oruga y finalmente, en una mariposa.

Genial para enseñarles a los niños diferentes alimentos, los números, los días de la semana, y el proceso evolutivo de algunos animales como las orugas. 


Este cuento lo podéis encontrar en muchísimos formatos, pero nosotros tenemos uno muy bonito en cartón, que podéis encontrar por ejemplo aquí


Dear Zoo


I wrote to the zoo, to ask for a pet. They sent me a....

Así empieza este maravilloso cuento de Rod Campbell, donde iremos descubriendo, levantando las solapas de las diferentes páginas, los curiosos animales que el zoo decide enviarnos a casa como mascotas. ¿Encontrarán la mascota perfecta?

Disponible en tapa dura en Amazon.


First Stories


Un audiolibro con 6 cuentos clásicos para los más peques de la casa. Muy útil para ponerles en los viajes en coche. Viene con un pequeño libro con la transcripción de los audios. Con él podremos escuchar...
  • Goldilocks and the Three Bears
  • Three Little Pigs
  • Jack and the Beanstalk
  • Five Little Ducklings
  • The Enormous Turnip
  • The Little Red Hen
Disponible de forma habitual en Imaginarium.

The Wheels on the Bus : Favourite Nursery Rhymes


Y no podemos cerrar nuestra caja de regalos sin algo de música. De todos los CDs que tenemos en casa con canciones en inglés, os recomiendo este sin dudarlo.

26 canciones clásicas en inglés con mucho ritmo para poner en casa o en el coche.

También lo podéis encontrar en Amazon.


¡Animaos y aprovechad para que los Reyes os ayuden a empezar con el inglés en casa de forma natural y divertida!

martes, 19 de diciembre de 2017

Poesía en inglés para los más pequeños

A los niños en casa les leo muy a menudo, pero hasta hace poco les leía sólo cuentos, nunca poesía.

Creo que es importante que se acostumbren desde bien pequeños a escuchar poesía, pero no sabía muy bien cómo integrarla en nuestras rutinas. Leer poesía en voz alta es un buen recurso para adquirir un idioma, ya que por el ritmo que tiene les facilita el memorizar los textos, aprender el vocabulario y mejorar su pronunciación.

Así que hace poco me puse a investigar un poco para encontrar algunos cuentos de poesía que fueran aptos para ellos (especialmente para el mayor). Y resulta que algunos de ellos no sólo los teníamos en casa, ¡sino que ya los estábamos utilizando!

Os pongo ejemplos de algunos libros de poesía para niños muy pequeños que podéis introducir en casa.

Nursery Rhymes (Ladybird)

Este libro lo compré cuando el mayor era muy pequeño y empecé a ponerle canciones en inglés. Lo compré para mí, para poder entender bien las letras de las canciones y poder cantárselas así yo también.

Y resulta que estas pequeñas canciones no son otra cosa que poemas para niños. Tienen versos sencillos, rimas divertidas y vocabulario adecuado a su edad. Además, como muchas de ellas son además canciones, la música hace todavía más fácil el que los niños las memoricen.
"Jack and Jill went up the hill
to fetch a pail of water.
Jack fell down and broke his crown,
and Jill came tumbling after"

Room on the Broom (Julia Donaldson)

De esta autora y de este libro ya os he hablado en alguna ocasión. Es una escritora que nos gusta mucho en casa, y sus libros aunque no son poemas, sí son muy rítmicos. De los que tenemos, este es el que más similitudes tiene para mí con la poesía:


"The witch had a cat and a hat that was black. And long ginger hair in a braid down her back. How the cat purred and how the witch grinned as they sat on their broom stick and flew through the wind"

Revolting Rhymes (Roald Dahl)

Este último lo compré hace poco porque me lo recomendaron. Son cuentos clásicos, pero a los que Roald Dahl les ha dado una vuelta y los ha en forma de poemas divertidos con una versión más moderna y pilla de las historias.

No lo hemos utilizado demasiado porque no es muy adecuado para niños tan pequeños como el mío, que aún no tiene tres años.

Pero estoy segura de que le sacaremos provecho en algún momento, ¡porque Roald Dahl siempre es un acierto!
"As soon as Wolf began to feel
That he would like a decent meal,
He went and knocked on Grandma's door.
When Grandma opened it, she saw
The sharp white teeth, the horrid grin,
And Wolfie said, ``May I come in?''
Poor Grandmamma was terrified,
``He's going to eat me up!'' she cried."

jueves, 14 de diciembre de 2017

Sorteo Navideño


Ya en alguna ocasión os he hablado de Julia Donaldson y sus fantásticas historias.

Una de las más conocidas es The Gruffalo, donde cuenta la historia de un ratón que dando un paseo por el bosque se encuentra con un zorro, un búho y una serpiente. Todos se quieren comer al pequeño ratón, pero él, que es muy astuto, se inventa a su peligroso amigo The Gruffalo: "a creature with terrible claws, and terrible teeth in his terrible jaws. He has knobbly knees and turned-out toes, and a poisonous wart at the end of his nose. His eyes are orange, his tongue is black; he has purple prickles all over his back". Pobres ingenuos que le creen. No saben que there’s no such thing as a gruffalo!!

Y en el cuento de The Gruffalo's Child, la hija del Gruffalo se ha criado oyendo la leyenda del Big Bad Mouse, un peligroso ratón que vive en the deep dark wood. Una noche, decide aventurarse en el bosque para descubrir si las historias que le cuenta su padre sobre the Big Bad Mouse son reales o no!

Ahora que se acercan las Navidades desde Spanglishpeque queremos ayudar a los Reyes Magos sorteando entre vosotros un ejemplar de "The Gruffalo's Child". ¡Si a vuestros hijos les gustó "The Gruffalo" no os lo podéis perder"!  Seguro que les hará mucha ilusión encontrarse con este regalo debajo del árbol.

¿Qué hacer para participar?
  • En Facebook
    • Seguir a @spanglishpeque en Facebook
    • Darle a me gusta a la publicación  y compartir públicamente el enlace del sorteo
    • Comentar la publicación etiquetando a dos amigos a los que les pueda interesar
  • En Instagram
    • Seguir a @spanglishpeque en Instagram
    • Buscar la foto del sorteo en el perfil y darle a me gusta
    • Comentar la foto del sorteo etiquetando a dos amigos a los que les pueda interesar
Este sorteo es sólo válido en la Península y permanecerá abierto desde hoy hasta el martes 19 de Diciembre a las 09:00.

¡Mucha suerte a todos!

martes, 12 de diciembre de 2017

Un café con... Susana

Hoy, en Un Café Con, tenemos con nosotros a Susana, una madre de un peque de 6 años al que está educando bilingüe inglés-español, sin ser ella nativa.




Cuando yo empecé con esta aventura bilingüe investigué un poco como abordarlo en casa y vi que básicamente se recomiendan una serie de métodos, entre los que podemos destacar el método OPOL (que es el que yo he elegido), el de la lengua minoritaria en casa y el de time and place. En este artículo que escribí hace tiempo podéis leer un poco más sobre ellos.

Existe también un método conocido como estrategia mixta, en el que los padres mezclan ambos idiomas en una misma conversación. Tal y como comentaba en ese artículo, es una técnica que no se recomienda porque puede provocar confusión en los niños.
Durante este tiempo he seguido leyendo e investigando, y he encontrado referentes que desmienten el hecho de que el mezclar idiomas con un niño puedan confundirlo. En este podcast de Alex, de Aventura Bilingüe, podéis escuchar por ejemplo a Jon Adoni comentando este tema.

A pesar de ello yo he seguido aplicando el método OPOL, primero porque ya se ha convertido en nuestra rutina familiar y segundo porque en el caso particular de mi hijo me parece el más eficiente para conseguir, no únicamente que el niño adquiera el idioma minoritario, sino que además lo utilice de forma activa, por lo menos conmigo y con el resto de personas que se lo hablen.
Sin embargo, hoy Susana va a compartir con nosotros su experiencia criando bilingüe, que contradice las desventajas del método mixto, y refuerza la teoría de que la mezcla de idiomas no confunde al niño ni le perjudica en su adquisición del lenguaje minoritario. Nos aporta así una experiencia diferente que creo que es muy interesante y que puede resultarle útil a algunas familias que se estén planteando educar bilingüe pero no se sientan cómodas con ninguno de los métodos anteriores.

Susana, en primer lugar muchas gracias por compartir esta entrevista con nosotros.
  • Háblanos un poco de ti, de tu familia, y de cómo tomasteis en casa la decisión de educar bilingüe a vuestro hijo.
    Pues verás,  decisión como tal no recuerdo haberla tomado. A mí siempre me han apasionado los idiomas y tenía claro desde un principio que querría compartir con mi peque dicha afición. En aquel entonces no sabía nada de bilingüismo. Pensaba recurrir a los servicios de una guardería bilingüe, pero no admitían peques hasta los 15 -18 meses.  Así que una tarde aburrida de lluvia, se me ocurrió intentar enseñar a mi peque (que tendría cerca del año) las partes de la cara en inglés. ¡Mi sorpresa fue mayúscula cuando pude comprobar cómo las reconocía! Eso me dio el impulso necesario para  continuar. Y poco a poco me encontré hablando “a ratos” en inglés.  Primero fue la hora del baño, luego la hora del cuento, la hora del juego…
  • En tu caso aplicas en casa la estrategia mixta, ¿no es así? ¿Por qué optaste por esta estrategia?
    “Optar” no creo que sea la palabra apropiada porque como te decía no fue hasta mucho después que empecé a leer sobre crianza bilingüe. El término “estrategia mixta” lo acabo de aprender ahora mismo. Jejeje! Simplemente me dejé llevar por lo que yo pensaba que podía funcionarnos. Fue surgiendo, sin más. Principalmente hablábamos  “a ratos” porque mi marido no habla inglés y, claro, sino la comunicación en el hogar iba a ser complicada. 
  • Además del inglés que tú le hablas en casa, ¿de qué otras fuentes recibe el idioma tu hijo?
    Pues desde siempre intento compaginar el inglés de casa con actividades en inglés en bibliotecas y diversas academias de la ciudad que utilizan métodos lúdicos con los niños para que aprendan de la forma más amena y natural posible. Acudimos a talleres, cuentacuentos, campamentos… También utilizamos el típico material audiovisual: televisión, Youtube, cuentos con CD que le encanta “leer” en el coche, libros con lector Leapfrog…. Y siempre que podemos quedamos con otras familias bilingües para que los niños practiquen.
  • Consideras que en tu caso, en el que tú no le hablas el 100% del tiempo en inglés al niño, ¿es más importante si cabe incrementar la inmersión del niño a través de esas otras fuentes?
    Para mí todas esas fuentes son indispensables si queremos “naturalizar” el idioma y criar lo que en el argot de crianza bilingüe se denominan “niños bilingües activos” (que entiendan y hablen). Sobre todo son importantes las “fuentes humanas”, por decirlo de algún modo. Conozco varias familias cuyos padres tienen niveles de inglés muy altos, incluso completamente bilingües, y que hablan sólo inglés con los niños. En algunos casos su nivel de exigencia OPOL es tal que les prohíben ver la tele en otro idioma. Sin embargo no consiguen que esos niños se lancen a hablar. Entienden todo pero no hablan. Y algunos con hijos adolescentes hablan sólo durante su estancia en un país anglófono porque les dicen a sus padres cosas como “estoy en España y aquí se habla español”. Cuando les preguntas con quién hablan sus hijos dicen: sólo conmigo o con nosotros en casa. Los niños necesitan interactuar con más personas que sus padres o abuelos. Creo que es fundamental que vean que hay mucha gente que habla esa “cosa rara” que su madre/padre se empeñan en enseñarle. Que le vean su utilidad y que además se acostumbren a diversos acentos y formas distintas de hablar el idioma. A todos nos gusta sentirnos dentro de un grupo y no señalados o marcados por las diferencias, en este caso, por un idioma que “parece” que sólo hablan en nuestra casa.

  • ¿Cómo ha evolucionado la relación de tu hijo con el inglés en los últimos 6 años?
    Pasito a pasito, como la canción. No, en serio, soy consciente de que aún nos queda muuuuucho camino por recorrer. El cambio de los 4 a los 5 años fue brutal. Pasó de entender a intentar hablar cada vez más y más. Al parecer es algo que les pasa a muchos niños a esa edad. Y ya este año ha sido una pasada. En verano estuvimos por primera vez en Inglaterra, visitando a un familiar y aprovechamos para que acudiera a un campamento urbano con niños nativos. Iba por la mañana y yo le recogía a las 6 de la tarde. Su adaptación fue espectacular. Desde el primer momento no tuvo ningún problema con el idioma. El primer día cuando fui a recogerle le faltó el tiempo para preguntarme: mummy, can I come back tomorrow pleeeeease? Aunque tiene algo de acento, hay sonidos en inglés que a los mayores nos cuestan un montón y él los dice perfectos. Obviamente tiene el vocabulario y los errores de un niño de 6 años, igual que en español. No es un niño bilingüe 100%, pero ya quisieran muchos adultos poder defenderse así  tras años y años de haber estudiado inglés. Si por ejemplo no encuentra una palabra, no cambia a español, sino que busca la manera de explicártela para que entiendas lo que quiere decir. Se siente cómodo hablando en inglés y para él es ya algo supernatural.
  • En lo que a compresión y utilización del lenguaje de forma activa se refiere, ¿crees que el hecho de haber aplicado esta estrategia ha podido ralentizar la adquisición del inglés en tu hijo?
    No lo creo. Mi opinión es que cada familia es un mundo y dentro de cada familia cada hijo es diferente. Es el método el que debe adaptarse o incluso crearse específicamente para cada niño y su evolución, no al revés. Entre las fuentes externas que hablábamos antes, por ejemplo, en cuanto a clases en academias se refiere, nosotros hemos probado todas las academias que creíamos que podrían irnos bien; algunas nos fueron bien en su momento y siempre les estaremos agradecidos por ayudarnos a conseguir nuestro objetivo, pero el idioma y el niño van evolucionando y las necesidades van cambiando. Lo que para mí es bueno hoy, a lo mejor no es tan efectivo mañana. Y puede que nunca se adapte a lo que tú necesitas. O a lo mejor sí. Experimentar es fundamental.
  • Ahora mismo, ¿qué idiomas utiliza tú hijo y en qué situaciones?
    Spanglish???? Es broma. Distingue perfectamente entre inglés y español y a quién debe hablarle en cada idioma. No sólo entre su padre y yo. Tengo amistades nativas a las que directamente les habla en inglés, sin pensárselo dos veces. Debo decir además que, en contra de muchas teorías que apuntan a que no pueden expresarse sentimientos en una lengua que no es la tuya, en nuestro caso el inglés ha creado un vínculo muy especial entre madre e hijo: las cosas importantes, o si en algún momento quiere recibir toda mi atención, siempre me las dice en inglés.  A mí personalmente me sigue dando mucha vergüenza hablar en inglés por la calle con él. Pero como él lo hace tan natural, no me queda otra que echarle valor y seguirle el juego. Jejeje!
  • Muchas gracias Susana por tu tiempo y por compartir tu experiencia con nosotros.
    Gracias a ti. Estás haciendo una labor estupenda con tus peques y ayudando a otros padres en esta aventura con tu blog. Sólo querría decir una cosa más a todos los padres no bilingües y es  que por favor no os eche para atrás el hecho de no hablar un inglés perfecto. Como dice el refrán “hace más el que quiere, que el que puede”. Así es esto del bilingüismo. Con el tiempo, estando en contacto con otros nativos, llegará un momento en el que su pronunciación será mejor que la vuestra ¡y hasta os corregirán! La constancia y la ilusión son las claves para alcanzar la meta del bilingüismo.
Evidentemente, cada familia y cada niño son diferentes, y en cada caso hay que buscar la solución que más se adapte a los padres y a los niños, pero espero que esta entrevista os haya resultado útil y os  pueda ayudar en algún caso en concreto.