martes, 14 de noviembre de 2017

Un café con... Rebeca Martín

Hoy, en un café con, tenemos a Rebeca que es, como yo, una apasionada de los cuentos y especialmente de los cuentos en inglés. Convencida de que la lectura es una herramienta de cambio social, educativo y cultural  lleva toda su vida profesional dedicada a ella. Hace cuatro años abrió, con su compañera Soraya, Unpuntocurioso, una empresa de promoción de lectura y creatividad. Desde entonces trabaja para redescubrir el poder de los libros con niños desde los seis meses.
Rebeca, en primer lugar muchas gracias por dedicarnos este ratito.
  • Háblanos un poco de Unpuntocurioso. ¿Cómo surgió este proyecto y en qué consiste?
    Surgió cuando la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, dedicada por completo a la promoción de la lectura, cerró en Salamanca y Soraya y yo, que trabajábamos allí, decidimos apostar por seguir haciendo el mismo trabajo pero como emprendedoras y con mucha ilusión por contagiar nuestra pasión por los libros, en inglés y en español. Desde el año 2013 no hemos parado de innovar y de abrir nuevas líneas de trabajo en colegios, bibliotecas, museos y trabajando con familias directamente, que es lo que mas nos gusta.
  • Dentro de Un Punto Curioso contáis con el programa Leemos en inglés. ¿Qué es exactamente? Es una propuesta para descubrir cómo comunicarnos en inglés a través de cuentos, juegos, canciones, fingerplays y otras sorpresas que nos ayudan a entender la parte fundamental del aprendizaje de un idioma, que es disfrutar con él. Cada sesión comienza con unas rutinas que nos invitan a descubrir historias que tenemos escondidas entre nuestras manos, y nos ayudan a compartir fingerplays o juegos de dedos para saludar, para convertir nuestros dedos en pájaros, en monos, y a la vez disfrutar de la sonoridad y el ritmo de estas composiciones en inglés. Después hay una parte dedicada al storytelling o cuentacuentos en el que una historia ilustrada nos invita a poner a prueba nuestra imaginación y por eso viajamos a la luna con ella, nos metemos en una granja, curioseamos la cocina de una bruja o jugamos con un monstruo que no da nada de miedo. Por último siempre creamos algo con nuestras propias manos para que cada niño se lleve a su casa un pedacito de la sesión que hemos compartido y así se sienta protagonista también de la historia.
  • ¿Cuál es tu relación personal con el inglés y cómo te decidiste a integrarlo en tus sesiones de cuentacuentos? Desde que era muy pequeña me ha parecido fundamental el aprendizaje de inglés. Yo fui de la generación que aún aprendió con casetes y con los ejercicios de rellenar los huecos en clase, pero enseguida me di cuenta de que saber inglés me iba a resultar imprescindible para sentirme más libre. Especialmente lo descubrí en mi año Erasmus, cuando el idioma se convirtió en la llave de acceso a otras culturas, otros amigos y muchos viajes. Cuando empecé a trabajar en la Fundación, antes de Unpuntocurioso, me especialicé en literatura en inglés para primeros lectores porque me parecía muy importante que cambiase desde el inicio la manera en la que hay que acercarse al idioma: no como un objeto de aprendizaje sino como una vía de comunicación.
  • ¿Cómo crees que pueden los libros ayudar a los más pequeños de la casa a aprender un idioma Son fundamentales. A través de los libros, incluso cuando aún no saben leer, identifican objetos de su entorno cotidiano, descubren historias maravillosas y comienzan a poner en marcha su creatividad cuando descubren que un libro se puede leer con los cinco sentidos y a veces ponerle música, otras jugar con él o con las sorpresas que esconden sus páginas. Los libros en inglés son pequeñas piezas culturales, además de juegos con las palabras y con los ritmos que debemos acercarles para que descubran otros sonidos, otras formas de vida, otros personajes, y crezcan con ellos.
  • ¿Crees que los padres pueden ayudar a sus hijos a aprender inglés simplemente leyéndolos cuentos en casa? Sí, estoy convencida. La lectura regazo es muy potente, tanto en inglés como en castellano, porque es compartida y se nutre del afecto, de la emoción, de momentos mágicos en los que disfrutan tanto el niño como el adulto. Leerle cuentos en inglés es también compartir palabras y crear situaciones especiales en las que el juego y la magia de las historias nos acompañarán – sin exagerar - toda nuestra vida.
  • Leer un cuento puede convertirse en todo un arte en el que podemos conjugar narración, música y algo con lo vosotras trabajáis mucho y que me parece genial: los fingerplays. Háblanos un poco más de ellos. ¿Qué son y cómo usarlos en nuestros cuentos?
    Los fingerplays son juegos de dedos combinados con ritmos, canciones o sencillas palabras que despiertan el interés de los más pequeños. Es un recurso increíble, porque aunque parezca muy simple despierta la imaginación de los niños y cobra vida entre las manos de quien los comparte. Nuestros dedos se pueden convertir en pajaritos, en peces, en ruedas, pueden hacer cosquillas, saludar, decir adiós… las posibilidades son infinitas y ayudan a compartir palabras y ritmos de una forma muy especial, que se fija en los más pequeños y te sorprenden cuando al día siguiente repiten a la perfección todas las retahílas o las canciones con sus movimientos. A nivel más profundo, los fingerplays están muy relacionados con la neurociencia y demuestran cómo funcionan las neuronas espejo desde los primeros años de vida. Es un recurso que me parece tan interesante que he creado mi propio libro de Fingerplays, y en él comparto mis juegos de dedos favoritos pero en lugar de acompañar el texto con imágenes lo acompaño con un código QR, y cuando lo descifras con tu teléfono móvil, ¡aparezco yo en un video cantando y moviendo mis manos al ritmo de los Fingerplays! Es un recurso extraordinario, yo le recomiendo su uso a todo el mundo.
  • Dentro de esta ayuda que ofrecéis a las familias para enseñarles a contar cuentos tenéis la web de Leemos en inglés donde podemos acceder a diferentes videocuentos. ¿Cómo está organizada esta web y a quién pretendéis acceder con ella?
    Pues es un escaparate de videocuentos en inglés, con los más valorados y disfrutados por los pequeños en todas las actividades que realizamos en inglés desde Unpuntocurioso. Hacemos versiones en vídeo para que, o bien las disfruten directamente los lectores, o puedan servir de inspiración a papás o profesores a la hora de contarlos ellos mismos. Se alimenta periódicamente y cada uno de los videocuentos se acompaña de una propuesta creativa para realizar después de la lectura. Está en continuo crecimiento ¡y pronto habrá sorpresas nuevas!
  • ¿Dónde pueden encontraros los lectores en el mundo virtual? ¿Y si quieren asistir a vuestras sesiones? Pues estamos en nuestra web www.unpuntocurioso.com donde siempre contamos qué actividades realizamos y compartimos recomendaciones, y luego en nuestras redes sociales, en Facebook, Twitter, Instagram incluso en Youtube, donde si buscáis por “Unpuntocurioso” os aparecen un montón de sorpresas en inglés y en castellano. Y si queréis disfrutarlas en persona, ahora mismo realizamos talleres en Casa del Lector (Madrid) una vez al mes, y todas las semanas en nuestro espacio de Salamanca.  
    Muchísimas gracias por pensar en nosotras para tu blog.
¡Muchas gracias de nuevo a ti por esta entrevista y por acercar un poco más el inglés a los más peques de la casa!

martes, 7 de noviembre de 2017

Fallos en el inglés del peque


Desde que el mayor de la casa se soltó a hablar inglés, cada día gana en fluidez, aprende vocabulario y mejora su gramática.

Sin embargo, por supuesto, comete errores, como es normal en todo niño de menos de tres años. Mi problema en este caso es que no tengo claro si los errores que comete son los que cometería un niño nativo de su edad, o son influenciados por el español. De hecho, me da la sensación de que es una mezcla de ambos factores. No me preocupa demasiado, especialmente porque veo que muchos de esos errores los va autocorrigiendo día a día.

Sin embargo, quería escribir este post resumiendo un poco los principales errores que comete a día de hoy, para que nos quede como histórico y podamos usarlo en el futuro para poder comparar. Y además, a lo mejor a vosotros os sirve de referencia también para vuestros peques.

Gramática

  • Preposiciones de lugar 
    • Mezcla mucho las preposiciones at/in/on. En realidad, lo que hace es usar casi siempre in
  • Make y do 
    • Le encanta usar make, casi para todo. El do apenas lo usa. 
  • Orden de los elementos de la frase
    • A veces altera el orden de elementos de una frase. Por ejemplo a veces dice "Give me it", en lugar de "Give it to me"
  • Inversión sujeto verbo en preguntas
    • A veces la hace, y a veces no
  • Tiempos verbales
    • Los pasados los confunde de vez en cuando. En ocasiones dice I didn't fall, en otras I didn't fell, etc. También dice en alguna ocasión I didn't was.
  • Género de los posesivos
    • Los posesivos his y her no los tiene demasiado claros, aunque cada día los controla más. El he/she también los mezclaba, pero ahora apenas se equivoca.
  • Pronombres
    • A veces mezcla I y me. Por ejemplo si le preguntas "Who wants to come?", él te contesta "Me"

Pronunciación

Aquí es donde creo que tiene errores influidos por el castellano.
  • La H que pronuncia es muy similar a la J española. Yo pronuncio la en inglés bastante aspirada, pero aún así él no lo hace bien.
  • Cuando una palabra empieza por S le pronuncia delante una E.

    Y este es un pequeño resumen de como estamos a día de hoy. Yo, por mi parte, no le corrijo de forma activa cuando se equivoca, sino que únicamente repito lo que él ha dicho pero de forma correcta. Él a veces lo vuelve a decir bien cuando me escucha a mí, y otras veces no, pero poco a poco creo que lo va interiorizando.

    viernes, 3 de noviembre de 2017

    Los cuentos de Eric Carle

    Eric Carle es un escritor e ilustrador de libros infantiles norteamericano. Sus cuentos son un clásico y un éxito asegurado entre los peques.

    Hoy os quiero hablar de los tres que tenemos en casa, pero su biblioteca es muy grande y hay muchos otros que seguro que también son geniales.


    The very hungry caterpillar

    Una de las historias más conocidas de este autor. Cuenta cómo una pequeña oruga va comiendo diferentes tipos de comida a lo largo de los días de la semana hasta convertirse en una gran oruga y finalmente, en una mariposa.

    Genial para enseñarles a los niños diferentes alimentos, los números, los días de la semana, y el proceso evolutivo de algunos animales como las orugas. 

    Este cuento lo podéis encontrar en muchísimos formatos, pero nosotros tenemos uno muy bonito en cartón, que podéis encontrar por ejemplo aquí

    A very busy spider

    La historia de una pequeña araña que empieza a tejer su tela una mañana temprano en una valla. Varios animales vienen a visitarla y le ofrecen hacer diferentes cosas, pero ella está muy ocupada tejiendo su tela...

    Este cuento nos permite que el peque se familiarice con diferentes animales, y que conozca también la importancia del trabajo y de la entrega.

    Este también lo tenemos en una versión de cartón, que nos regalaron hace tiempo.

    Papa, please get the moon for me

    Y ésta es nuestra última adquisición de Eric Carle. Lo vi en una biblioteca en una versión en castellano y me encantó, así que lo conseguí en inglés. No me gusta mucho el formato que tenemos, porque es algo pequeño, aunque ahora que el peque es más mayor nos sirve. La idea de este libro es muy chula, porque las páginas se van abriendo, hacia los lados o hacia arriba, mostrando la historia. 

    Nos cuenta cómo el papá de Mónica va a buscar la luna, ante la petición de su hija de querer jugar con ella.

    Un cuento muy bonito que además nos ayuda a conocer los diferentes ciclos de la luna, del que mi hijo además es un enamorado. 


    Y vosotros, ¿tenéis algún otro cuento de Eric Carle que nos recomendéis para nuestra colección?

    lunes, 23 de octubre de 2017

    Hablemos de acentos

    Cuando empecé a educar bilingüe, una de las cosas que me preocupaba era que mi acento cuando hablo inglés tiene muchas influencias de mi español. Vamos, que sólo con oírme saben perfectamente de donde soy.

    Hablando de acentos.... ¿Cuántos acentos diferentes hay en inglés? Sólo en Inglaterra podemos contar unos cuantos, y en EEUU otros tantos. Para muestra, un botón.

    Mi hijo, de hecho, se ve expuesto a diferentes acentos. El mío de aquí del Norte... de España. El de su profesora de inglés, que viene a jugar con él a casa y es de New Jersey. La au pair que tuvimos el año pasado era de Canadá y la que tuvimos este año era de New Orleans. Y no nos olvidemos de Peppa Pig, por supuesto! Y lo increible es que los entiende a todos y todos lo entienden a él. A lo mejor tarda un poco en adaptarse a aquellos que le resultan nuevos (como le pasó este año con la au pair de New Orleans), pero enseguida se siente cómodo y es capaz de entenderlos.

    ¿Con qué acento hablará él? No estoy segura, pero no me preocupa en exceso. Los nativos con los que habla le entienden perfectamente cuando habla en inglés, y eso es para mí todo un logro. Evidentemente intento que tenga más influencias que la mía, pero no únicamente por el acento sino más bien por las expresiones y el vocabulario que le pueden transmitir esas fuentes, y he dejado de preocuparme tanto porque mi acento no sea super british.

    Y a vosotros, ¿os preocupa este tema?

    Como conclusión, os dejo la siguiente cita:

    “Do you know what a foreign accent is? It's a sign of bravery.” (Quote by Amy Chua)


    miércoles, 4 de octubre de 2017

    Colección de cuentos: Ladybird Read It Yourself

    Hoy os quiero hablar de una colección de cuentos que tenemos en casa. Se trata de la colección de Read it yourself de Ladybird. Trae 50 cuentos clasificados en 4 niveles de dificultad.

    El nivel 1 está pensado para niños que están empezando a leer. Las historias de este nivel están escritas con frases sencillas y una cuidadosa relación entre la historia y las ilustraciones.

    El nivel 2 es para aquellos que ya pueden leer frases sencillas con ayuda. En este nivel las historias también tienen frases cortas y sencillas, repitiéndose a lo largo del cuento el vocabulario clave del mismo. El tipo de letra es grande y claro, y también hay una cuidadosa relación entre el texto y las ilustraciones.

    El nivel 3 está orientado a aquellos niños que pueden leer cuentos sencillos con ayuda. En este nivel las ilustraciones son más detalladas, para generar más interés y permitir tener conversaciones en torno a ellas. Las frases de estos cuentos son más largas y el vocabulario más variado, reforzándose a través de la repetición.

    Por último el nivel 4 es para aquellos que son capaces de leer historias más largas por si mismos. Las historias son más completas, con más vocabulario, frases más largas, e ilustraciones más detalladas.

    Sin embargo, e independientemente de esta clasificación en función del nivel de capacidad lectora del niño, en nuestro caso por ejemplo nuestro hijo no lee y de todas formas utilizamos muchísimo estos cuentos. Se los leemos nosotros, y lo hacemos sin tener en cuenta los niveles, aunque es verdad que los de los últimos niveles ha tardado más tiempo en llegar a entenderlos bien.

    En esta colección te encuentras cuentos de todos los tipos: cuentos clásicos, cuentos de Tinga Tinga, Topsy and Tim, Peppa Pig o Charlie and Lola. En general todos nos gustan, excepto los de Moshi Monsters, que a mí no me atraen especialmente y considero que son algo confusos por lo menos para niños de la edad de mi hijo. Entre los favoritos del mayor de la casa están los de Topsy and Tim, Sam and the Robot o The Magic Porridge Pot entre otros.

    Al final de cada cuento hay una serie de preguntas de compresión lectora para hacerle a los niños. También hay una pequeña actividad, que varía según el cuento. Al principio esa parte no la utilizábamos pero ahora es el propio niño el que nos pide que le hagamos las preguntas para poder contestarlas.

    Nosotros empezamos con estos cuentos cuando el peque tenía unos dos años. De todos los que hay en casa, los de esta colección son de sus preferidos para leer por las noches.

    De la biblioteca que tenemos tengo que decir que estos cuentos no son los que mejor narrados están ni los que tienen los dibujos más llamativos, pero aún así son los que más le gustan al mayor de la casa. Uno de los motivos creo que es precisamente que tienen textos bastante claros y sencillos y también que cuidan mucho la relación entre el texto y la ilustración de cada una de las páginas.

    A continuación os dejo un listado con los títulos que incluye la colección:
    • Level 1
      • The Enormous Turnip
      • Fairy Friends
      • Goldilocks and the Three Bears
      • Little Red Hen
      • The Magic Porridge Pot
      • Peppa Pig. Little Creatures
      • Peppa Pig. Recycling Fun
      • The Princess and the Pea
      • Cinderella
      • Rex The Big Dinosaur
      • The Tale of Peter Rabbit
      • The Three Billy Goats Gruff
      • Tinga Tinga Tales. Why Girafe Has a Long Neck
      • Topsy and Tim. Go To The Zoo
      • The Ugly Duclinkg
      • The Emperor´s New Clothes
    • Level 2
      • Beauty and the Beast
      • Chicken Licken
      • Little Red Riding Hood
      • Peppa Pig. Nature Trail
      • Peppa Pig. Sports Day
      • Pirate School
      • Rumplestiltskin
      • Sleeping Beauty
      • The Gingerbread Man
      • Sly Fox and Red Hen
      • The Tale of Jemima Puddle Duck
      • The Three Little Pigs
      • Tinga Tinga Tales: Why Lion Roars
      • Topsy and Tim. The Big Race
      • Town Mouse and Country Mouse
      • Dom's Dragon
    • Level 3
      • You Won´t Like this Present as Much as I Do
      • The Elves and the Shoemaker
      • Hansel and Gretel
      • Harry and the Bucketful of Dinosaurs
      • Jack and the Beanstalk
      • Mosh Monsters: Furi on Music Island
      • Mosh Monsters: Poppet Stows Away
      • Rapunzel
      • The Red Kight
    • Level 4
      • I am Inventing Inventions
      • Harry and the Dinosaurs United
      • Heidi
      • Moshi Monsters: Katsuma and the Art Thief
      • Moshi Monsters: Luvli and the Glump-a-tron
      • Sam and the Robots
      • Snow White and the Seven Dwarfs
      • The Wizard of Oz
    Y vosotros, ¿tenéis alguna colección de libros a la que le saquéis partido?

    martes, 26 de septiembre de 2017

    Cocinando en inglés: Pancakes

    Aprovechando el fin de semana me animé a hacer tortitas para desayunar. Os dejó aquí la receta, porque es súper fácil y a los niños les encanta. Cocinar con niños siempre es una oportunidad estupenda para practicar inglés!

    Tortitas / Pancakes

    2/3 personas
    15 minutos
    Easy
    2/3 people
    15 minutes
    Easy


    Ingredientes / Ingredients

    1 vaso de leche
    1 vaso de harina
    1 huevo
    1 pizca de sal
    Medio sobre de levadura en polvo
    1 cup flour
    1 cup milk
    1 egg
    A pinch of salt
    1/2 sachet of baking powder


    Preparación / Preparation

    En un cuenco bate la harina, la leche, el huevo, la sal y la levadura.Si puedes, déjalo reposar un poco. Calienta una sartén anti-adherente o una plancha con un poco de aceite.Con un cucharón, echa un poco de masa en la plancha para cada tortita y deja que se hagan hasta que empiecen a formar burbujas. Dales la vuela con una espátula y espera hasta que estén listas por el otro lado. 
    Retira y sirve. Se pueden acompañar con mermelada, miel, sirope, azúcar, canela...

    In a bowl whisk milk, flour, egg, salt and the baking powder.Set aside to rest if you have time.
    Use a griddle or set a non-stick frying pan over a medium heat and wipe it with an oiled kitchen paper.
    With a laddle pour the batter onto the griddle/pan. When hot cook the pancakes until golden or until bubbles appear on surface, turning them with a wide spatula and cook until cooked through.  They can be served with marmalade, honey, cinammon or syrup and ready to eat!


    viernes, 22 de septiembre de 2017

    Nuestro segundo hijo y el inglés

    Cuando ya estás educando bilingüe a tu hijo, das por supuesto que cuando llegue el hermano te va a salir natural hablarle en inglés, ya que con el primero así es.

    Sin embargo, al menos en mi caso, no fue así. De hecho con el pequeño no me salía hablarle en inglés al principio. Yo creo que es porque con mi hijo mayor establecí esa relación poco a poco, hasta que llegó un momento en que de hecho lo natural es hablar en inglés con él, no en español. Sin embargo, mi idioma nativo, el que hablo con el resto de la gente, es el español. Y con el pequeño cuando nació ese vínculo con el inglés no lo tenía establecido y estoy tenido que ir poco a poco. 

    Los primeros días, le hablaba en español. Luego poco a poco empecé a mezclar, hablándole inglés sobre todo en casa. Ahora que va a hacer casi seis meses, le hablo en inglés, pero todavía hay ciertas ocasiones en que me descubro a mí misma hablando con él en español. En ese momento cambio de idioma, pero es un síntoma claro de que todavía no he interiorizado mi relación con el peque en inglés. 

    Cuando está el mayor presente sí que tengo mucho cuidado de hablarle al pequeño en inglés, porque no quiero que él crea que hablo un idioma distinto con cada uno de ellos, para que no se confunda, especialmente ahora que he conseguido que conmigo hable casi exclusivamente en inglés. 

    Así que, despacito, estoy volviendo a empezar mi aventura bilingüe, esta vez con mi hijo pequeño, aunque en esta ocación el camino es mucho más fácil, y además he empezado desde el primer día, cosa que no hice la primera vez. Lo bueno es que en esta ocasión tengo la tranquilidad de saber que lo que estoy haciendo funciona.