martes, 19 de enero de 2021

28 Bilingual English-Spanish Fairy Tales &Fables

Hace unos meses, Adam Beck nos envió un ejemplar de su libro "28 Bilingual English-Spanish Fairy Tales & Fables". 

Para los que no lo conozcáis, Adam Beck es el autor del libro "Maximize Your Child's Bilingual Ability", que es un libro de cabecera en nuestra casa desde que nos embarcamos en esta aventura bilingüe. 

Es un estadounidense que vive en Japón y es padre de dos niños a los que educa bilingüe. Enseñó inglés además durante muchos años en la Hiroshima International School antes de dedicarse al mundo de los blogs y a escribir libros. 

Adam vio una foto que compartí en Instagram de su libro "Maximize Your Child's Bilingual Ability" y me escribió para ofrecerse a enviarme una copia de su ejemplar de cuentos bilingües, ¡a lo que no pude decir que no!


El libro que nos envió es un libro de cuentos clásicos en formato bilingüe. Cada cuento está escrito ocupando una única página en inglés y otra en español. La brevedad de con la que presenta las historias nos permite mantener la atención de los peques durante las mismas, sobre todo en el caso de los más pequeños. 

Los cuentos que se pueden encontrar dentro de libro son estos:


Uno de los principales inconvenientes, en nuestro caso, fue la falta de imágenes. Para el mayor (6 años), esto no es un problema, pero el mediano (3 años y medio) demanda cuentos con imágenes. Sin embargo, me parece perfecto para grupos, como por ejemplo para usarlo en el aula, donde el profesor les lea los cuentos a todos los niños. En este entorno la falta de imágenes no es un problema, ya que los niños no ven el cuento mientras se les lee, y además se suele complementar la lectura con láminas con dibujos, muñecos, etc. e incluso crear actividades alrededor de las historias. 

Últimamente en casa leemos cuentos en inglés utilizando shadow puppets. Con una cartulina negra recortamos las formas de los protagonistas del cuento (por ejemplo, los tres cerditos), le pegamos un palo, con la luz de la mesilla reflejamos las sombras en la pared de la habitación y que empiece el show! Y el libro de Adam es perfecto para esto!

Algo que me gustó mucho, y que nosotros utilizamos especialmente en los viajes en coche, es que te puedes descargar los audios de los cuentos, tanto en inglés como en español. 

Por la longitud de los cuentos y su formato, yo creo que es un libro perfecto para la introducción del inglés en grupos de niños, tanto en el aula como en casa. 

En el blog de Adam, Bilingual Monkeys, podéis encontrar más información de este libro, e incluso ver el extracto de alguno de los cuentos que incluye. 




martes, 12 de enero de 2021

Inglés en casa: biking

Año nuevo, y lo arranco con ganas de volver al blog! El año pasado, entre confinamientos, teletrabajo, los niños... la verdad es que hubo épocas en las que le dediqué menos tiempo del que me gustaría a esta ventanita. Y arranco el nuevo año con el propósito de darle un giro a eso. No prometo publicar todas las semanas, pero sí hacerlo todo lo que pueda. Y empiezo con este post, en el que os cuento que los Reyes Magos le han traído al mayor (6 años), su primera bici de marchas (geared bike)!




Todos mis hijos han empezado utilizando esas típicas motos de bebés. Después han pasado a la bici sin pedales (balance bike), donde aprenden a mantener el equilibrio (balance) y a frenar (break).

Después llega la bici de pedales (pedal bike) y con ruedines (training wheels), aunque quizás esto haya sido un error y podríamos habernos saltado el paso de los ruedines... Con el pequeño aún estamos a tiempo de intentarlo! Aquí aprenden a pedalear (pedal), a girar (turn) y a frenar (break). Para que aprendan a frenar, yo lo que les digo es que usen los dos frenos a la vez (both brakes together), aunque luego ya vayan aprendiendo que el de la izquierda es el de la rueda trasera (back wheel brake) y puede utilizarse sólo, mientras que el de la derecha es el de la rueda delantera (front wheel brake) y este no es para utilizarlo solo (not to be used on its own), porque el castañazo puede ser considerable. 

Y hace ya un tiempo, el mayor empezó a andar sin ruedines, y nos dimos cuenta de que era un poco complicado ir con él en su bici sin marchas, porque el pobre se volvía loco dándole a las piernas sin avanzar apenas (his little legs going around like mad). Así que estas Navidades le pidió a los Reyes su primera bici de marchas!!

Y el fin de semana pasado, salimos a estrenarla. Él ha aprendido a andar en ella, y yo he aprendido un montón de vocabulario en inglés sobre las bicis con marchas!!

Las bicis de marchas a las que yo estaba acostumbrada tenían catalinas (chainrings, gear up front) en la parte delantera y piñones (cogs, rear gears) en la trasera. Con el cambio de la mano izquierda (left-hand shifter) cambias las marchas delanteras (change the front bike gears) y con el de la derecha, las traseras (back gears)

La bici que le trajeron a mi hijo sólo tiene piñones, pero no catalinas, así que sólo tiene un cambio en la mano derecha, con 6 posiciones diferentes. Para enseñarle a cambiar de marchas (shift bike gears), lo que le expliqué yo es que los números bajos son para pedalear más rápido y con menos esfuerzo y se usan en las cuestas (lower numbers, lower effort, used for going up hills). Y los números altos son para pedalear con más esfuerzo, y se usan en llano o en cuestas abajo (high numbers, more effort, used for a flatter ride or going downhill). En lugar de marchas altas y bajas (high and low gears), hice referencia a los números porque me parecía más simple para él. 

Otra cosa que le conté, es cuando cambiar (when to shift). Que es mejor cambiar justo antes de las cuestas (just before the hills).

Y por supuesto, lo que le dije es que fuera probando, y jugara con el cambio (play around with shifting) para que viera como se sentía al pedalear con las diferentes marchas (how it feels to ride in different gears).

Y a vuestros peques, ¿les gusta ir en bici?


martes, 8 de diciembre de 2020

Libros de Usborne for the little ones

El pequeño de la casa tiene ahora algo más de 18 meses. Cada niño es diferente en su relación con la lectura; eso es algo que he aprendido con estos tres. El mayor es capaz de pasarse horas delante de los cuentos mientras se los lees, sin pestañear, y fue así desde que era un bebé. Al mediano hay que leerle los cuentos con más pasión, interpretando los personajes, poniendo voces, gesticulando... Y el pequeño... ay el pequeño. Le chiflan los libros. Te los trae, te los abre, te los enseña... pero antes de que le hayas leído una página ya te lo ha cerrado y se lo ha llevado para traerte otro... y así puede pasarse un buen rato. 

Hoy os quiero enseñar los cuentos que mejor nos están funcionando en casa con él. Los que más disfruta, con los que sí aguanta hasta el final (más o menos...), y los que más trae de la estantería para que se los enseñes. Y resulta que todos ellos son de Usborne. Sabéis que en casa nos gustan mucho los cuentos de esta editorial (ya os hablé en alguna otra ocasión de cómo usarlos para introducir el inglés en casa, y de la cantidad de libros didácticos que tienen). 

Y hoy quiero hablaros de los que tienen especialmente orientados a bebés. Nosotros en casa tenemos cuatro cuentos, de dos series diferentes de Usborne para bebés:

Little peep-through books




De esta serie tenemos Are you there little fox? El zorrito se ha escondido. ¿Lo buscamos juntos? A través de agujeros en las páginas, troquelados, iremos recorriendo el bosque mientras buscamos al pequeño zorro. 

Are you there little fox? I can see your pointy ears!
Oh, it's not you. It's fluttering bat. 

Podéis encontrar también uno dedicado al tigre, otro con un búho, con un conejito, con un reno... En todos

Baby's very first Books

Esta serie tiene distintos tipos de cuentos. Nosotros tenemos cuatro tipos diferentes. 

Tenemos uno con paneles que se deslizan para que los pequeños descubran lo que se escondan debajo. Nosotros tenemos el de la granja, pero podéis encontrar el del zoo, uno de dinosaurios, o incluso uno dedicado a la navidad. 



También tenemos otro de la granja, pero esta vez con texturas, además de pestañas para levantar y troquelados para seguir con los dedos, para que los más peques de la casa experimenten a medida que pasan las páginas. De este estilo, touchy-feely, podéis encontrarlos con otras temáticas, como los colores o la Navidad. 

Sólo con troquelados también tenemos este de animales salvajes, donde en una de las páginas te enseña una serie de animales, y en la opuesta te muestra una imagen donde puedes buscarlos. Todo ello con ranuras para ir tocando. 


¿Y a vuestros bebés? ¿Cuáles son los cuentos que más les gustan? ¡Contádme!

martes, 1 de diciembre de 2020

Inglés en casa: senderismo


Siempre nos ha gustado salir al monte a hacer senderismo (hiking). Lo hacíamos antes de tener niños y lo hacemos ahora con niños. Creemos que crecer rodeados de naturaleza les aporta mucho. 

Y ahora, en estos tiempos tan extraños, se ha convertido casi en un ritual que repetimos todos los fines de semana. No sé si sabéis lo que es el Shinrin Yoku. Es un término adoptado del japonés que significa baño de bosque (forest bathing). Consiste en pasar tiempo en el bosque, con el objetivo de mejorar relajarse y mejorar la salud (recreational trip to the forest for relaxation and well-being)

Los fines de semana en esta casa toca calzarse las botas de monte (hiking boots), coger una botella de agua (water bottle), meterla en la mochila (backpack), y a caminar!

Buscamos rutas (trails) por el bosque que sean asequibles para los niños. Los mayores (6 y 3) caminan sin problema, y al pequeño (18 meses), lo llevamos en mochila (hiking baby carrier)

Los paseos dan para mucho... podemos recoger hojas (leaves), piñas(pine cones), frutos secos (nuts) o incluso piedras (rocks) y palos (sticks). Las hojas las estamos secando (dry) para preparar un herbario (herbarium). Si son un poco más mayores podéis organizar incluso una ruta con un mapa (map), una brújula (compass) y trabajar el sentido de la orientación (sense of direction) con ellos. 

Y si lleváis unos prismáticos (binoculars) siempre podéis pararos a observar pájaros u otros animales. Ahora que anochece pronto es útil llevarse una linterna (uk torch / us flashlight) si salís por la tarde. 

Una pequeña cámara (digital camera) está genial para que saquen sus propias fotos a plantas (plants), árboles (trees), animales y pequeños bichitos (bugs) como arañas (spiders), lombrices (earthworms), caracoles (snails) o babosas (slugs)

Ahora es además época de setas. Nosotros no las recogemos, porque no conocemos las que se pueden comer (mushrooms) y cuales son venenosas (toadstools). 

Nosotros tenemos esta guía de árboles de DK para poder ir identificándolos mientras paseamos. Así aprenden a conocer los árboles de la zona, como los pinos (pine trees), robles (acorn trees) o castaños (chestnut trees). 

¿Y vosotros? ¿Soy más de monte o de ciudad? ¡Contadme!


martes, 24 de noviembre de 2020

Seis años de aventura bilingüe


Seis años del inicio de esta aventura bilingüe. Casi seis años también desde que empecé este blog. Últimamente ando algo desaparecida por aquí, porque se ha juntado una época de mucho trabajo con los tres peques, y la verdad es que no me da la vida... pero tenía ganas de volver a compartir cosillas con vosotros, y qué mejor ocasión que el cumpleaños del mayor!

Hace seis añitos que llegaste a nuestras vidas para hacernos papás por primera vez (quién nos iba a contar entonces que unos años después nos convertiríamos en familia numerosa...). Durante este tiempo, nuestra aventura bilingüe ha evolucionado mucho. 

Desde la incertidumbre inicial, el no saber si aquella loca idea iba a funcionar, hasta el asombro de ver que efectivamente funcionaba, a la tranquilidad de saber que lo estamos haciendo bien, y que también funcionará con sus hermanos. 

Al principio yo era muy exigente conmigo misma en este tema, y con los años me he relajado un poco, porque sé qué funciona, porque veo los avances, y porque he aprendido a encontrar un equilibrio en el que todos disfrutemos como familia de esta crianza bilingüe. 

Verte decir tus primeras palabras en inglés no tuvo precio. Tú, al contrario que tus hermanos, empezaste a hablar muy pronto. Con 18 meses decías palabras e incluso frases cortas. Y empezaste a hacerlo mayoritariamente en inglés. Luego llegó el cole, y la inmersión en el idioma mayoritario fue tan grande que eclipsó un poco todo lo avanzado en el idioma minoritario. Pero la base estaba ahí. 

Cuando vino nuestra segunda au pair a casa aún no tenías tres añitos y hablabas  ya casi todo el tiempo en español. Sin embargo, a los pocos días de que ella cruzara la puerta, te lanzaste a hablar inglés con una naturalidad pasmosa. Ahora, eres capaz de cambiar de un idioma a otro sin problema. Es verdad que dominas más el español, lo cual es natural y lógico, pero te defiendes sin ningún problema en inglés, y lo tienes totalmente interiorizado. 

Empezaste a leer en los dos idiomas prácticamente a la vez. Mi idea era no enseñarte a leer en inglés hasta que supieras leer bien en español, pero otra vez me diste una lección tú a mi. Tenías prisa por aprender en los dos idiomas, lo demandabas, y seguimos tú ritmo. Con seis años recién cumplidos eres capaz de leer en los dos idiomas con soltura. Lees cómics en inglés y cuentos cortos sin problema ninguno. Escucharte es alucinante. 

Me corriges cuando pronuncio mal una palabra. Me sorprendes con expresiones que no sabía que conocías, y que a veces yo misma desconozco. 

Felicidades pequeño! Porque puede que nosotros hayamos plantado la semilla, pero si crece es gracias a ti. 

Y gracias a vosotros, por seguir ahí, leyéndome después de seis años. Espero de verdad que este post os aporte algo, que os ayude si estáis planteándoos criar bilingüe, y que os motive si lo estáis haciendo y de vez en cuando tenéis dudas. 


martes, 20 de octubre de 2020

Inglés en casa: música


Este año mi hijo mayor ha empezado, con el paso a primaria, a tener clases de música en el cole.

Supongo que se familiarizarán con los instrumentos (instruments): desde el triángulo (triangle), la campana (bell) o el tambor (drum) con sus baquetas (sticks). No creo que llegue a tocar el violín (learn to play the violin), ni que me salga ni guitarrista (guitarist) o batería (drummer). Al pobre, la genética en esto no le va a ayudar, ya que yo soy incapaz de distinguir cuando un instrumento está afinado (in tune) o desafinado (out of tune), y cuando tarareo (hum) una canción (song), nadie es capaz de saber cual es sólo con mi melodía (melody).

Supongo que a lo largo del curso irán probando todo tipo de instrumentos. de percusión (percussion), viento (wind) y cuerda (stringed). ¡Los electrónicos (electronic) no creo que formen parte de las clases, pero quién sabe!

Estaría bien que fueran a conciertos, y vieran a los músicos (musician) y al director de orquesta (conductor) interpretar obras de diferentes compositores (composer)  y aprendieran como suenan los distintos instrumentos que forman parte de las orquestas (orchestra): el piano (piano), el tambor (drums), la flauta (flute), el acordeón (accordion), la trompeta (trumpet), los platillos (cymbals), el bajo (bass), el arpa (harp) o el violoncello (cello) por ejemplo. Pero tal y como está la situación, eso tendrá que quedar para otro año. 

Me gusta que conozca instrumentos tan ligados a nuestra cultura como la guitarra (guitar) con sus cuerdas (strings), la pandereta (tambourine) , las castañuelas (castanets) o en nuestro caso la gaita (bagpipe).

Supongo que más adelante también les enseñarán las notas musicales, las partituras (score) y los pentagramas (stave). Quién no conoce las notas musicales (musical notes): el do (C), re (D), mi (E), fa (F), sol (G), la (A), si (B).

Es importante que se familiaricen con conceptos como el tono (pitch), el compás (tempo) o el ritmo (rythm). 

En casa sabéis que escuchamos (listen to music) y cantamos (sing) bastantes canciones infantiles que son muy pegadizas (catchy tunes) y con letras (lyrics) fáciles y repetitivas. También nos gusta poner música clásica (classical music). A los dos mayores les gusta deleitarnos con sus actuaciones (performance) donde cantan e interpretan las canciones que más les gustan.

¿A vuestros hijos les gusta la música?

martes, 29 de septiembre de 2020

Storytime con niños de diferentes edades


Tener tres hijos de distintas edades, intereses y gusto por la lectura, hace que haya tenido que ir adaptando la hora del cuento poco a poco, en la búsqueda del equilibro perfecto (al que todavía no he conseguido llegar).

El mayor (que va a hacer 6 en breve) es un apasionado de los cuentos. Con pocos meses ya le llamaban la atención. Cuando tenía un añito, añito y medio, se quedaba totalmente quieto mirándolos mientras se los leía. Le gustan todos, de todo tipo de temáticas y de diferentes niveles de compresión lectora. Esto es de gran ayuda porque aunque a veces elija cuentos que a él le pueden parecer ya algo simples, le siguen gustando y los escucha con gusto.

El mediano (con tres años y medio) es otro cantar. Le cuesta más concentrarse con los cuentos. Tienes que elegir con cuidado temática y nivel de compresión lectora. Si es muy alto, desconectará en seguida. Si es muy bajo, le aburrirá. Además no le vale una lectura del cuento sin más. Hay que incluir diferentes tonos de voz, onomatopeyas, ir haciéndole partícipe de la historia, haciéndole preguntas o pidiéndole que te gesticule lo que estás leyendo...

Y el pequeño (16 meses)... ay el pequeño... así como a los dos mayores empecé a leerles de bebés, la realidad es que ahora no tengo el tiempo, a la hora de acostarlos, de leerle un cuento únicamente al pequeño, y además no les presta demasiada atención todavía. Así que muchas veces está por la habitación jugando a algo mientras escucha de fondo el cuento que les leo a sus hermanos. Otras, el padre se lo lleva a acostar antes de que hayamos empezado con la historia. 

¿Cómo es nuestra hora del cuento?

Normalmente intento que elijan dos cuentos: uno el mayor y otro el mediano. 

  1. Esto me permite leerle algo con más contenido al mayor, aunque el mediano durante ese tiempo no preste tanta atención. 
  2. Luego leemos el cuento del mediano. 
    • Antes le dejaba elegir a él, pero, imitando al mayor, elegía cuentos que tenían un nivel demasiado alto para él, y al final no les hacía mucho caso. 
    • Así que ahora intento elegirle yo algo que sepa que le va a gustar, aunque al principio me proteste porque diga que no quiere ese cuento. 
    • Y la lectura de este cuento tiene que ser mucho más dinámica que la del mayor. Imitar voces, cambiar ritmos y tonos, hacerlo interactivo....
  3. Y con el pequeño, la verdad es que tengo una deuda pendiente. Así que aprovecho este post para ponerme como objetivo el conseguir dedicarle unos minutos a él en exclusividad cada noche para leerle un cuento, aunque se pase toda la historia pasándome las hojas sin dejarme terminar ninguna!

En resumen, mi consejo es que te adaptes a tus hijos. A sus gustos, a sus ritmos, a su forma de acercarse a los cuentos. Adáptate a cada uno de ellos de forma individual, porque no todos los niños son iguales, pero todos pueden disfrutar de los cuentos de formas diferentes.