martes, 28 de enero de 2020

Rutinas y zonas de lectura

Os he hablado en numerosas ocasiones de las ventajas de leerles a tus hijos en otro idioma, de los beneficios de leerles en voz alta y hoy quieros daros algunas ideas para organizar rincones de lectura en vuestra casa y crear rutinas que favorezcan la lectura.

Zonas de lectura

Nosotros en casa tenemos rincones de lectura por todas partes. No es necesario tener una casa grande, ni los rincones de lectura tienen que serlo tampoco: vale desde una estantería, hasta una simple caja con libros en un rincón.

 Es importante que los libros estén a su altura, para que puedan cogerlos y manipularlos sin necesidad de que nosotros estemos pendientes. Yo les dejo a su altura los libros que pueden manipular de acorde a su edad, sin romperlos. Es decir, para los más pequeños les dejo a su altura los libros de cartón, que se pueden manejar sin problema y no rompen fácilmente. Para los que son un poco más mayores también les dejo a su altura libros de tapa blanda, porque ya son cuidadosos con ellos y los tratan bien. En casa se les enseña desde pequeños que los libros hay que cuidarlos.

Yo os recomiendo tener zonas de lectura repartidas por toda la casa: en su habitación, en el salón, en la cocina o incluso en el baño.

Para ello puedes utilizar estanterías donde distribuir los libros por estantes de acuerdo a su edad (las Billy de Ikea son muy prácticas, por ejemplo). En el baño o en la cocina basta con tener un pequeño expositor de libros o una caja donde dejen algunos cuentos para tenerlos a su alcance cuando desayunan, por ejemplo. En la litera de arriba, donde duerme el mayor, tenemos un pequeño estante en la pared para que el pueda dejar ahí sus libros.


Nosotros en el baño tenemos este expositor de Ikea, y en la cocina esta caja sencilla.

En resumen, tips para crear zonas de lectura:

  • utilizar desde estanterías, pequeños estantes, hasta expositores de libros o cajas
  • colocar los libros a la altura de los niños para que los puedan coger cuando quieran
  • distribuir los libros por alturas, para que los niños sólo puedan llegar a los que corresponden a su edad (cartón para más pequeños, tapa blanda o pop ups para niños más mayores)
  • tener un taburete para que los niños puedan alcanzar los cuentos a los que no llegan 

Rutinas de lectura

¿Y cómo crear rutinas que favorezcan la lectura en casa? Aquí dependemos un poco de las costumbres y rutinas de cada casa, y de como sean los niños. En nuestro caso, se leen cuentos a todas horas en casa, pero hay determinados momentos en los que ya se ha convertido en rutina:
  • durante el desayuno
  • antes de dormir
Mientras desayunan les leemos un par de cuentos y antes de dormir eligen un cuento cada uno y se los leemos en la cama. 

Luego, a lo largo del día, surgen otras ocasiones en los que nos demandan cuentos y se los leemos también, pero los momentos en los que se ha convertido una rutina son esos dos. Eso no significa que en todas las casas esto funcione. Hay que elegir los momentos más acordes a vuestra familia y en los que los peques estén más predispuestos a escuchar los cuentos. 

¿Cómo debe ser el momento de la lectura?

Además, el momento de lectura debe ser un momento tranquilo, sin prisas. Un momento de conexión con los niños. Para mi es importante que ellos mismos sean los que elijan los cuentos que quieren leer, aunque eso implique que nos pasemos una semana leyendo el mismo cuento a la hora de dormir, o que algunas noches toque un cuento que a mi particularmente no me guste. Yo a veces les propongo alguno, pero siempre son ellos los que deciden. O si hay alguno en particular que sí quiero que leamos un día, leemos los que ellos elijan y el que yo escojo. Esto me permite introducir cuentos nuevos o algunos que en su momento no triunfaron pero que creo que ahora que ha pasado un tiempo pueden gustar, o me da la ocasión de leerles un cuento que quiero leer para tratar una temática en concreto por algún  motivo (dejar el pañal, vuelta al cole, llegada de un hermanito, ...)

Consejos para crear rutinas de lectura

Consejos para crear rutinas de lectura:
  • escoger momentos en los que los niños estén tranquilos y predispuestos (normalmente, después del baño y antes de dormir suele ser una buena ocasión)
  • ser regulares y constantes, para convertirlo en rutina
  • que ellos mismos elijan sus cuentos (si tenéis varios niños, especialmente si tenéis niños de diferentes edades, que cada uno elija un cuento)
  • si queréis leer algún cuento de vuestra elección que ellos no han elegido, ese día leed los que ellos elijan y el vuestro

Cómo leerles los cuentos


Es importante tener cuentos en casa que se adapten a los gustos de los niños, a sus edades, y a su forma de ser y leerlos según lo que el niño demande. Por ejemplo, mi hijo mayor se quedaba desde pequeño ensimismado con cualquier cuento que le leyeras, pero el mediano no es así: se distrae, se aburre del cuento, ... Por eso he tenido que elegir cuentos que mantengan su atención toda la historia. Con él en concreto han funcionado muy bien para esto los cuentos de pestañas, pedirle que busque objetos en las páginas mientras vamos leyendo (¿donde está el ratón? ¿lo ves?) y escenificar y poner voces mientras leo la historia. 

Elige cuentos para cada ocasión

Yo en casa aprovecho los intereses de los niños para comprar cuento y profundizar en determinadas temáticas. Si por ejemplo durante una época le llaman la atención los dinosaurios, como algunos cuentos de dinosaurios para aprender más de ellos. Ahora mismo estamos a tope con el espacio y la llegada del hombre a la luna! Sobre esto os hablaba con más profundidad en un post que escribí sobre cuentos didácticos.

 Esto nos ayuda a que vean los cuentos como parte del día a día, como herramienta de aprendizaje y consulta, como una forma de satisfacer su curiosidad por determinados temas...

Llévalos a la biblioteca



Algo que hacemos también mucho con nuestros peques es ir a la biblioteca. Allí leemos cuentos, eligen los que quieren llevarse a casa, enseñan su carnet y nos los llevamos! Una vez en casa los ponemos en una de las zonas de lectura (la caja de la cocina es muy recurrida para esto) y los leemos durante días, hasta que llega el momento de llevarlos de nuevo a la biblioteca y volver con otros!

1 comentario:

  1. Un buen post para leerlo con detalle y fomentar la lectura en casa con los más pequeños. Realmente práctico para alguien que quiere empezar en casa a fomentar la lectura en los peques. Hay que favorecer con espacios, con rutinas, con ideas, con temática.
    En mi caso, como el tuyo, el favorecer la lectura tiene muchas ventajas: al ser en inglés el aprendizaje de un nuevo idioma, además al no ser nativo apoyarte en la lectura de un texto nos facilita mucho, el interés por una actividad que les ayuda a relajarse, a centrarse, en mi caso como el tuyo con tres hijos, conseguir que se centren en esta actividad y que estén calmados y en paz produce una felicidad no descriptible. Así que todo son parabienes.
    Me resulta extraño la rutina que comentas de desayuno, porque alguna vez que he intentado leer con la comida no he tenido muy buenos resultados.
    Por otro lado, intentar separar los libros de los peques de los más mayores en mi caso es bastante complicado, incluso aunque no los lean con sus pequeñas manitas, los mellizos de 1,5 años llegan a sitios impensables y aunque no quieras que los cojan siempre llegan a esos sitios, y claro si los dejas también muy arriba no llega el mayor.

    ResponderEliminar