martes, 29 de enero de 2019

Una historia, muchos cuentos

La lectura forma parte del día a día de nuestra casa, y os la recomiendo totalmente a la hora de introducir lenguas minoritarias en el hogar. 

Ya os he hablado en alguna ocasión de las ventajas de la lectura o de los beneficios de leerles en voz alta a vuestros peques  y hoy quería comentar una idea para sacarle el máximo partido posible a un cuento. 

Si quieres introducir determinado vocabulario en casa, suele ser muy útil elegir un libro que trabaje la temática que te interesa (colores, naturaleza, animales, espacio, etc.). Esto te permite introducir el vocabulario y las expresiones de forma natural y divertida, a través de historias.

Cada cuento lo puedes encontrar en múltiples formatos. Tener un mismo cuento en varios formatos te permite reforzar el vocabulario que ese cuento trabaja de forma amena para los niños, con diferentes aproximaciones a la historia y trabajándola desde varias perspectivas diferentes: 


Para los más peques


  • Board book: estos libros tiene hojas de cartón, perfectos para que los más peques los manipulen sin romperlos. Nosotros los tenemos a su alcance, para que los pueda coger y jugar con ellos cuando quiera. 
  • Lift the flap: estos libros con pestañas para levantar les gustan mucho a los más peques de la casa. Suelen ser libros board book que además traen pestañas, así que son bastante resistentes. 
  • Touch and feel: libros con texturas, para ir tocando en las diferentes páginas. A los peques les encanta ir notando diferentes texturas según vas pasando las páginas. 
  • Cuentos con sonidos: son cuentos que además de imágenes o historias sencillas traen unos botones que puedes pulsar para escuchar sonidos (por ejemplo los hay mucho de animales)
  • Cuentos para el baño: con hojas de plástico que pueden mojarse sin problemas, estos juegos son un entretenimiento más para la hora del baño

Para más mayores 

  • Paperback: el clásico libro de tapa blanda, preferible cuando los niños son un poco más mayores y ya son más cuidadosos con los cuentos. 
  • Hardcover: cuento de tapa dura, lo que aumenta algo su durabilidad. 

Los visualmente más atractivos


  •  Pop up: cuentos muy visuales y atractivos, con imágenes tridimensionales que se despliegan al pasar las páginas. Les llaman mucho la atención, aunque es un formato bastante delicado. Nosotros tenemos pocos de este estilo, porque me parecen poco manipulables por parte de los peques. Uno muy espectacular que tenemos es este de "The Wizard of Oz"
  • Quiet books: los quiet book o libros de la calma son libros sensoriales, hechos en fieltro, y otros materiales, con actividades en su interior, fundamentalmente orientadas a desarrollo psicomotriz y estimulación de sentidos. Si además están diseñados alrededor de una historia, nos permiten introducir esa historia a los peques de la casa. En el blog de Teach and Craft podéis encontrar como hacer unos preciosos con canciones clásicas en inglés, por ejemplo. Son mi asignatura pendiente, sin duda, porque no tengo el tiempo ni la habilidad para hacerlos. 

Escuchando cuentos



  • Audiobook: perfectos para el coche por ejemplo. En mi opinión son muy útiles para reforzar una historia que tienes en papel en casa y que los peques ya conocen. Nosotros tenemos varios, de los que os hablaba en este post. También tenemos esta colección de Julia Donaldson, totalmente recomendable.  

Lectura y manualidades

  • Sticker book: libros con pegatinas, que normalmente tienes que ir pegando para completar las páginas en las que se va contando la historia. 
  • Colouring book: libros para colorear, que te permiten familiarizarte de forma más cercana con la historia, al dedicar un rato a pintar cada personaje, escenas del cuento, etc. 
  • Book with magnets: algunas historias vienen además con imanes para ir pegando en las diferentes páginas del cuento. Aquí por ejemplo tenéis una versión de Caperucita Roja.

Historias con teatro


  • Storybook torch: son linternas que vienen con varios discos de historias que puedes proyectar en la pared. Nosotros tenemos esta de Moulin Roty y les encanta a los peques.
  • Kamishibai: el kamishibai es una forma de contar historias que nació en los templas budistas de Japón. Se trata de tener la historia ilustrada en láminas con el dibujo en una cara y el texto en la otra. Vas pasando las imágenes y mientras los espectadores las ven, les vas leyendo el texto que las acompaña. Para poner las imágenes hay unos soportes que es como unos teatrillos con puertas, que abres para que se vean las láminas, que vas pasando para ir contando la historia. Estos soportes podéis hacerlos en casa o podéis encontrarlos ya hechos.  
  • Shadow Paper Theater: los clásicos teatros de sombras. Te permiten proyectar con sombras una historia. Si sois manitas en Internet podéis encontrar tutoriales de como haceros vuestro propio teatro de sombras casero. Sino, los podéis encontrar en librerías y determinadas jugueterías. 
  • Teatros de marionetas: el típico teatro de marionetas para representar en casa diferentes historias. También los podéis encontrar en tiendas, si no os animás a hacerlos vosotros. 
  • Guante de títeres: para los más peques de la casa, esta versión es muy práctica. Es un guante en el que cada dedo es un personaje, y que viene con un pequeño cuento para que lo vayamos leyendo e interpretando a la vez. 

Leer y jugar

  • Cuentos puzzle: aquí tenéis varias opciones. Podéis encontrar cuentos en los qué, en cada página, además del texto hay un pequeño puzzle para hacer que acompaña a la historia. También hay la versión de la caja de cuentos con la que, uniendo piezas de un puzzle, puedes crear tus propias historias
  • Libros linterna: son unos cuentos donde además de la historia, la imagen que acompaña a cada página es una imagen en negro que tienes que ir descubriendo con una linterna.La idea es realmente sencilla pero a los peques les llama la atención. La página con imágenes es una transparencia con imágenes sobre una cartulina negra. Moviendo la linterna (hecha con cartulina blanca) entre la transparencia y la cartulina vas descubriendo las imágenes.  Nosotros tenemos este, que aunque es en español, lo leemos en inglés.  
  • Story cubes: se trata de una serie de dados con diferentes imágenes en cada cara. Los tienes que tirar y crear una historia con las imágenes resultantes. Ya os habíamos hablado de ellos en este post  
  • Cuentos con piedras: en este caso se trata de piedras con imágenes de cuentos que te permiten acompañar el relato de la historia. Los podéis hacer caseros, o por ejemplo, en el Pincel de Colores encontraréis algunos preciosos

De una misma historia puedes tener versiones reducidas y extendidas, lo que te permite ir introduciendo a los más peques de la casa libros que de otra forma quedarían un poco fuera de su nivel. Nosotros esto lo usamos mucho para los clásicos, por ejemplo, como El Mago de Oz, o Alicia en el País de las Maravillas. 

Además, de un mismo cuento podemos llegar a tener 3 o 4 formatos (estándar, pop up, lift the flap, con stickers...), lo que permite que los peques se aproximen a la historia de diferentes formas y en contextos distintos, sin llegar a aburrirse nunca de ella. 

Los formatos que utilicéis dependerán un poco de vuestros hijos, sus gustos, lo que más les llame la atención, etc. Algunos preferirán las pegatinas, otros colorear, a otros les chiflarán las versiones pop up... Yo os recomendaría tener varios formatos de los cuentos que más les gusten a los peques. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario