miércoles, 2 de marzo de 2016

Ideas para empezar a educar bilingüe

Inicialmente lo que teníamos claro era que queríamos que el peque en casa escuchara música en inglés, y que sólo le pondríamos la tele en inglés. Entonces surgió también la idea de que yo le hablara en inglés, y el padre en español. 
Como ya os comenté, tanto su padre como yo somos hispanoparlantes. Mi nivel de inglés podría decirse que es bueno, pero mi pronunciación seguramente deje mucho que desear a oídos de un nativo. Esa parte fue la que más me hizo dudar a la hora de empezar a hablarle en inglés al peque. Lo consulté con mi profesora de inglés, y ella me dijo que mi acento no era un problema, tal y como yo lo veía, ya que lo importante era que el niño empezara desde muy pequeñito a oir palabras en otro idioma.
Empecé a hablarle en inglés a los pocos meses, y sólo de vez en cuando. A lo largo de estos 15 meses, he incrementado el tiempo que le hablo en inglés. Ahora mismo, intento hablarle sólo en inglés cuando estamos a solas, y a veces cuando estamos con la familia, pero me he propuesto dar ya el salto y hablarle siempre en inglés, tanto a solas como con otra gente.
Básicamente, el "método" que hemos creado, aunque supongo que irá evolucionando, es el siguiente:
  • ponerle en casa  y en el coche canciones infantiles en inglés, aunque sea de fondo, para que vaya captando sonidos y palabras 
  • la tele todavía no se la hemos introducido, pero tenemos claro que será exclusivamente en inglés 
  • leerle cuentos por las noches a la hora del bibe en inglés. Cada noche le leo entre uno y dos cuentos. Tengo pocos para leerle casi siempre los mismos, de forma que vaya asociando palabras poco a poco. 
  • yo le hablo en inglés, como ya os he dicho y su padre en gallego. Entendemos que el español lo aprenderá sin nignún problema, ya que al final su entorno es totalmente español (familiares, amigos, guardería, etc.) 
  • desde poco después de que cumpliera el año, viene una profesora inglesa por casa un día a la semana para jugar con él, y que así escuche a más gente que le habla en ese idioma, y no sólo a su mamá 
  • una o dos veces al mes, lo llevo a unos cuentacuentos en inglés que hay en las bibliotecas de la zona. Es impresionante lo que encuentras si te pones a buscar, aunque vivas en un pueblo pequeño, como es nuestro caso. Hay muchas bibliotecas que organizan este tipo de eventos, y aunque están un poco más orientados a niños más mayores que nuestro hijo, yo lo estoy llevando desde que tiene un añito, y vamos poco a poco. Hay días que presta atención 20 minutos, otros que sólo aguanta 10... vamos a su ritmo, y cuando veo que pierde la concentración y se aburre, nos vamos para no molestar. Espero que poco a poco vaya aguantando y entendiendo cada día más.
Supongo que poco a poco iremos incluyendo más puntos en esta lista, pero para empezar yo creo que no está mal. 

Ya tenemos un par de ideas más, pero nos sabemos muy bien como encajarlas. Ya os iré contando según vayan cogiendo forma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario