miércoles, 2 de marzo de 2016

¿Por qué educar bilingüe?

He decidido empezar este blog con varios objetivos: por una parte, poder tener yo un seguimiento de un proyecto personal que empezamos hace aproximadamente 15 meses, cuando nació nuestro hijo, y por otro lado para poder compartirlo con vosotros y ayudar a más personas que estén en la misma situación que nosotros.

También creo que me puede ayudar para no perder el entusiasmo, porque este es un proyecto que, aunque es un reto y es muy bonito, tiene también sus momentos difíciles.
Y por último me encantaría poder  llegar a crear una pequeña comunidad de gente que esté en la misma situación que yo, para poder compartir experiencia y  ayudarnos los unos a los otros.
No sabría decir exactamente cuando surgió la idea de intentar que nuestro hijo fuera bilingüe. Sí teníamos claro desde un primer momento que queríamos que hablara y entendiera inglés con fluidez, y sabíamos que para ello era necesario comenzar lo antes posible, ya que es cuando adoptan mejor los nuevos idiomas, y especialmente la fonética. 
 Creo que fue en algún momento en sus primeros meses, cuando decidimos intentar, que además de que hablara inglés, lo hiciera de verdad, y para ellos nos planteamos intentar criarlo como un niño bilingüe. 
 ¿El problema? Aunque los dos hablamos inglés, ni su padre ni yo somos angloparlantes. ¿Cómo afrontar entonces este reto? Eso es lo que os quiero ir contando en este blog. 
Así que, ¡allá vamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario