martes, 24 de noviembre de 2020

Seis años de aventura bilingüe


Seis años del inicio de esta aventura bilingüe. Casi seis años también desde que empecé este blog. Últimamente ando algo desaparecida por aquí, porque se ha juntado una época de mucho trabajo con los tres peques, y la verdad es que no me da la vida... pero tenía ganas de volver a compartir cosillas con vosotros, y qué mejor ocasión que el cumpleaños del mayor!

Hace seis añitos que llegaste a nuestras vidas para hacernos papás por primera vez (quién nos iba a contar entonces que unos años después nos convertiríamos en familia numerosa...). Durante este tiempo, nuestra aventura bilingüe ha evolucionado mucho. 

Desde la incertidumbre inicial, el no saber si aquella loca idea iba a funcionar, hasta el asombro de ver que efectivamente funcionaba, a la tranquilidad de saber que lo estamos haciendo bien, y que también funcionará con sus hermanos. 

Al principio yo era muy exigente conmigo misma en este tema, y con los años me he relajado un poco, porque sé qué funciona, porque veo los avances, y porque he aprendido a encontrar un equilibrio en el que todos disfrutemos como familia de esta crianza bilingüe. 

Verte decir tus primeras palabras en inglés no tuvo precio. Tú, al contrario que tus hermanos, empezaste a hablar muy pronto. Con 18 meses decías palabras e incluso frases cortas. Y empezaste a hacerlo mayoritariamente en inglés. Luego llegó el cole, y la inmersión en el idioma mayoritario fue tan grande que eclipsó un poco todo lo avanzado en el idioma minoritario. Pero la base estaba ahí. 

Cuando vino nuestra segunda au pair a casa aún no tenías tres añitos y hablabas  ya casi todo el tiempo en español. Sin embargo, a los pocos días de que ella cruzara la puerta, te lanzaste a hablar inglés con una naturalidad pasmosa. Ahora, eres capaz de cambiar de un idioma a otro sin problema. Es verdad que dominas más el español, lo cual es natural y lógico, pero te defiendes sin ningún problema en inglés, y lo tienes totalmente interiorizado. 

Empezaste a leer en los dos idiomas prácticamente a la vez. Mi idea era no enseñarte a leer en inglés hasta que supieras leer bien en español, pero otra vez me diste una lección tú a mi. Tenías prisa por aprender en los dos idiomas, lo demandabas, y seguimos tú ritmo. Con seis años recién cumplidos eres capaz de leer en los dos idiomas con soltura. Lees cómics en inglés y cuentos cortos sin problema ninguno. Escucharte es alucinante. 

Me corriges cuando pronuncio mal una palabra. Me sorprendes con expresiones que no sabía que conocías, y que a veces yo misma desconozco. 

Felicidades pequeño! Porque puede que nosotros hayamos plantado la semilla, pero si crece es gracias a ti. 

Y gracias a vosotros, por seguir ahí, leyéndome después de seis años. Espero de verdad que este post os aporte algo, que os ayude si estáis planteándoos criar bilingüe, y que os motive si lo estáis haciendo y de vez en cuando tenéis dudas. 


3 comentarios:

  1. Ay, sí, gracias por el post!! 👏🏻👏🏻👏🏻 Siempre viene bien leer experiencias de otras familias que van más adelantadas en la crianza bilingüe. Porque como dices, a veces no se ven los frutos y uno se plantea si esto sirve o no. Tengo curiosidad...en tu opinión, ¿crees que la labor del au-pair ha sido determinante o ha sido básica a la hora de fomentar o seguir conectando el bilingüismo en casa?

    ResponderEliminar
  2. Siempre es aprendizaje leerte, porque no solo aportas mucha enseñanza para mejorar en cuanto a vocabulario a los papis/mamis, sino porque das aliento en momentos de dudas o miedos con vuestra larga y gran experiencia en esta aventura. Yo llevo casi 5 años por estos lares y no cesaré de estar nurtrirme con tus post hasta que tú decidas parar, que espero no llegue el día, porque ayudas mucho más de lo que tal vez puedas imaginarte.
    Yesica

    ResponderEliminar