martes, 12 de noviembre de 2019

Cómo potenciar el inglés en adolescentes

Hoy tenemos con nosotros a Marta,una pedagoga y maestra de infantil y primaria, especialista en la enseñanza del inglés como lengua extranjera. Le encanta leer, las manualidades y viajar. Ha estudiado en Irlanda y en Finlandia y ha hecho prácticas de magisterio en Suecia, Finlandia, Irlanda y Nueva Zelanda. La podéis encontrar en su cuenta de Instagram @teachandcraft donde descubriréis un montón de cuentos y recursos para introducir el inglés tanto en clase como en casa.

¡Os dejo con ella!






Siempre había pensado que cuando fuera a Finlandia encontraría la solución de todo. Finlandia tiene parte de culpa de que ahora hable bien inglés, ya que antes de que naciera, mis padres fueron allí de vacaciones y, cuando se dieron cuenta de que todo el mundo hablaba inglés, se prometieron que si tenían hijos en el futuro harían lo posible para que fueran fluentes en esta lengua. Así pues, cuando empecé a estudiar educación pensé que en ese país encontraría la fórmula mágica de la enseñanza del inglés. ¿Qué hacían en la escuela para que salieran con este nivel? Tenía que ir allí y descubrirlo.

Fui a Finlandia en el 2015 y estudié allí durante tres meses. Me llevé una gran sorpresa (en el mal sentido) cuando vi que no hacían nada excepcional. Lo mismo me pasó con Suecia, donde había estado el curso anterior. Entonces, ¿de dónde salía su nivel de inglés? Como dice un proverbio africano, “se necesita todo un pueblo para educar a un niño”. Pues eso, su nivel de inglés sale de la sociedad. Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestros peques alcancen este nivel? La respuesta, como la mayoría ya sabréis, es exponerles a dicha lengua el máximo posible.

En Spanglishpeque se ha hablado en varias ocasiones sobre cómo introducir y promover el inglés cuando son pequeños, pero, ¿qué pasa cuando crecen? Hay bastantes adolescentes que pierden el interés en la lengua. En su entorno no se suele hablar, no lo necesitan y a veces pierde el sentido para ellos. Requiere de un esfuerzo extra que no siempre están dispuestos a hacer. Una de mis tutoras en el colegio de Suecia me dio una idea fantástica. Era profesora de inglés y español en secundaria y, en vez de mandarles fichas o páginas del libro para tarea, les mandaba hacer actividades que hacían en su día a día. El alumnado tenía que hacer un mínimo de estas actividades cada semana, y era una forma de llevar el inglés a su día a día. A continuación os doy algunas ideas de actividades que pueden hacer en inglés:
  •  Jugar a videojuegos: Si os soy sincera, nunca he sido fan de los videojuegos. Es algo que no se me da bien y nunca me ha atraído. Aun así, no nos vamos a engañar, a muchos adolescentes les gustan los videojuegos. La profesora sueca de la que os hablaba me contó que, de sus alumnos, los que tenían mejor nivel de inglés eran los que jugaban a videojuegos. Cuando juegan en línea se tienen que comunicar con personas de todo el mundo. A veces lo hacen por escrito, y otras hablando con un micro. Es una forma lúdica y significativa de trabajar las four skills (reading, writing, listening and speaking).
  • Ver series y películas: Con Netflix y las demás plataformas de televisión online tenemos acceso a infinidad de series y películas en versión original (que suele ser inglés). Si nos acostumbramos a que vean la televisión en versión original, no van a querer pasarse a la versión doblada, porque sabemos de sobras que es mucho peor. Por cierto, creo que, en los países donde tienen un nivel alto de inglés como lengua extranjera la TV tiene mucho que ver, ya que suelen ser países donde no se doblan los programas. Por lo que hace a los subtítulos, si me preguntáis os diré que sí, pero en inglés. Esto nos ayuda a saber cómo se escriben las palabras nuevas, y si no podemos deducir el significado por contexto, siempre podemos buscarlas en un diccionario.
  •  Escuchar música: Probablemente ya lo hagan, y es fantástico. Sin darse cuenta se encuentran cantando en un idioma que no es el suyo. La curiosidad muchas veces les lleva a buscar las letras de sus canciones favoritas y de consultar aquellas palabras que no conocen, y esto les ayuda muchísimo a mejorar su nivel.
  • Leer en inglés: Quizá nos cueste un poco convencerles de que lean en inglés, pero es una buena actividad para practicar el idioma y aprender nuevo vocabulario. No tienen que ser libros; pueden ser cómics, revistas, artículos de internet… Cualquier texto que les pueda parecer interesante.
  • Tener una habitación donde solo se hable inglés: En Suecia la mayoría de los adultos dominan el inglés, por lo que esta actividad no era difícil de llevar a cabo. La profesora les proponía elegir una habitación de la casa (la cocina, el salón, el comedor…) en la que durante un día solo se podía hablar inglés.


Estas son recomendaciones que podéis llevar a cabo en casa, pero ahora viene la recomendación estrella. Cuando la gente me escucha hablar inglés y me pregunta cómo he conseguido este nivel o este acento la respuesta es: vivir fuera. Soy consciente que no siempre es posible, pero siempre que se pueda (y el niño o niña quiera), pasar un año (y si son dos mejor) fuera va a hacer que su nivel de inglés sea prácticamente nativo. Mejor un año escolar que un verano, y no solo por el tiempo fuera, sino por el número de hispanohablantes con los que tendrán contacto. Vivir dos años en Irlanda fue una experiencia que me cambió la vida y, sin duda, me ha abierto muchas puertas.
Viajar en familia también es una forma fantástica de practicar. Aunque puede que no quieran hablar en inglés con desconocidos, y menos si estáis delante (por lo menos yo de pequeña no quería), todo lo que estén expuestos les ayudará a mejorar. Y si no podéis viajar, haced excursiones a sitios de estos tan turísticos, que a veces parece que estemos muy lejos de casa y solo nos hemos movido unos kilómetros en coche.

Sabéis que en nuestro caso el inglés lo llevamos introduciendo en casa de forma muy activa desde que son bebés, pero tengo que decir en relación a lo que indica Marta de ponerles la televisión en versión original, que es verdad que se acostumbran y luego no la quieren doblada. Cuando me despisto y no le cambio el idioma me vienen a protestar para que la ponga en inglés! Así, que ya sabéis, animaos con alguna de las cosillas que nos propone Marta y contadnos que tal os funcionan!!

2 comentarios:

  1. Muy interesante. Mis hijos aún son peques, pero el mayor la verdad es que tiene mucho interés por el inglés. Ha ido aprendiendo él solo mucho, a base de videojuegos xD vídeos y escuchando la música (me sorprende alguna vez diciéndome "están diciendo esto, verdad?". E incluso forma frases por sí mismo. Tengo claro que es algo que le quiero potenciar, ya que los idiomas van a ser un punto fuerte para él.

    Yo en su momento quise irme a estudiar fuera... Pero no cuajó. Sí que estuve dos veranos en Irlanda :) Que me vinieron bien, pero es lo que dices, realmente estás mucho con otros españoles.

    Ahora tengo el inglés super oxidado... Y más desde que empecé con el alemán. XD

    Bueno, me anoto esas ideas, porque la verdad es que están muy bien. Y mal que me pese, tendremos que valorar el tema de los estudios fuera en algún momento...

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar