martes, 8 de enero de 2019

Un café con... Emma



Hoy, en Un Café con, hablamos con Emma, una madre inglesa de un peque de casi tres años al que está educando bilingüe inglés-español. Tanto ella como su marido son angloparlantes, pero han decidido criar a su hijo con el español como lengua minoritaria, a pesar de que ninguno de ellos lo habla de forma nativa. Una entrevista un poco diferente a las que suelo traeros aquí, porque en este caso el idioma minoritario de esta familia es el español, en lugar de el inglés. ¡Espero que os guste!

Emma, en primer lugar muchas gracias por este ratito.
  • Háblanos un poco de ti y de tu familia
    Buenas! Yo soy Emma, y tengo un pequeño llamado Jack, que cumplirá tres años este mes de Diciembre. A Jack le encantan los trenes, el espacio y los animales. Vivimos a una hora de Londres.
    Soy medio galesa y medio inglesa, al igual que mi marido. Soy la única de la familia que habla español y hemos decidido criar a nuestro hijo en inglés y en español.
  • ¿Por qué decidiste educar a tu hijo en español?
    He leído mucho sobre el bilingüismo y muchos estudios dicen que saber (al menos) dos idiomas puede ayudar el desarrollo del cerebro. Por desgracia, en este país a mucha gente no le interesa hablar otros idiomas. Creen que todo el mundo habla el inglés. Yo considero que el inglés es útil pero es muy importante que Jack empatice con otras personas que lo están aprendiendo. Además, el español es un idioma muy útil para el mundo de trabajo. ¿Por qué español y no francés por ejemplo? Pues elegí el español porque, gracias a la influencia de los Estados Unidos, hay muchos recursos en español (libros para niños, programas, etc.)
  •  ¿Cómo acogieron tus familiares y amigos esta decisión?Mis familiares piensan que es una buena idea. Creen que a los niños les resulta más fácil aprender idiomas que a los adultos. También opinan que esto va a ayudar a Jack mucho con sus estudios. Algunos personas me han preguntado si Jack se confunde entre los dos idiomas pero la realidad es que esto no sucede.
    Mi marido quiere que Jack hable español con mucha fluidez. Nuestra idea es , cuando Jack sea algo mayor, seguir cursos intensivos en España para que aprenda gramática y cómo pensar en el idioma. Por desgracia, no hay escuelas bilingües cerca de nuestra casa y dos horas a la semana de cursos aquí no sería suficiente.
    Yo estudié español, italiano y francés en la universidad así que tengo muchos amigos italianos y franceses. Ellos no están muy contentos con que yo haya elegido el español. Fue una decisión muy difícil para mí. Lo que me hace sentir mejor es el hecho de que saber español va a ayudar a Jack a aprender francés e italiano más tarde.
  • ¿Cómo consigues aumentar la exposición del pequeño al idioma minoritario?
    No soy muy fan de las pantallas, pero si le enseño algún vídeo a Jack lo hago en español. Hay una gran variedad en You Tube gracias al a influencia del español. Siendo inglesa, prefiero los programas de la BBC doblados al español. Sin embargo, perro y gato son geniales porque el ritmo es muy fácil de seguir y se basan mucho en la repetición de vocabulario.
    Hay una biblioteca española en Londres pero me queda un poco a desmano, así que en lugar de ir lo que hago es comprarle de vez en cuando cuentos en español.
    Además, tengo mucha suerte de contar amigos mexicanos, españoles y colombianos que viven en Londres. Son gente estupenda que animan mucho a Jack a a hablar en español. Cuando quedamos con nuestros amigos Jack puede ver cómo usan el español de forma cotidiana.
  •  ¿Cómo está siendo la evolución de tu hijo con el español?La verdad es que estoy muy contenta de su evolución con el idioma. Yo no trabajo fuera de casa así que mi hijo pasa mucho tiempo conmigo y por lo tanto escucha mucho español. Es genial ver lo buena que es su compresión, y creo que esto es debido en gran parte a nuestra rutina diaria.
  • ¿Qué retos y dificultades te está suponiendo esta aventura bilingüe?
    La mayor dificultad es que no vivimos en un país hispanohablante. Hay muchos recursos online pero prefiero libros de verdad. Tengo suerte porque vivo cerca de Londres donde hay más culturas y más oportunidades para aprender español.
    Si pudiéramos, pasaríamos más tiempo en España. Es muy difícil también que mi familia no sepa hablar español. Cuando estoy con mis padres, por ejemplo, hablamos mucho más en inglés.
  • ¿Qué es lo que más te está ayudando a la hora de resolver dudas y superar las dificultades con que te vas encontrando?
    Además de mis amigos de habla hispana, estoy muy agradecida a la comunidad bilingüe que he formado online. Son una gran fuente de apoyo y ayuda a la hora de resolver dudas relacionadas con el vocabulario, por ejemplo.
Mcuhas gracias Emma por compartir tu experiencia con nosotros. ¡Espero que anime a muchas otras familias a educar bilingüe!

No hay comentarios:

Publicar un comentario