martes, 19 de diciembre de 2017

Poesía en inglés para los más pequeños

A los niños en casa les leo muy a menudo, pero hasta hace poco les leía sólo cuentos, nunca poesía.

Creo que es importante que se acostumbren desde bien pequeños a escuchar poesía, pero no sabía muy bien cómo integrarla en nuestras rutinas. Leer poesía en voz alta es un buen recurso para adquirir un idioma, ya que por el ritmo que tiene les facilita el memorizar los textos, aprender el vocabulario y mejorar su pronunciación.

Así que hace poco me puse a investigar un poco para encontrar algunos cuentos de poesía que fueran aptos para ellos (especialmente para el mayor). Y resulta que algunos de ellos no sólo los teníamos en casa, ¡sino que ya los estábamos utilizando!

Os pongo ejemplos de algunos libros de poesía para niños muy pequeños que podéis introducir en casa.


Nursery Rhymes (Ladybird)

Este libro lo compré cuando el mayor era muy pequeño y empecé a ponerle canciones en inglés. Lo compré para mí, para poder entender bien las letras de las canciones y poder cantárselas así yo también.

Y resulta que estas pequeñas canciones no son otra cosa que poemas para niños. Tienen versos sencillos, rimas divertidas y vocabulario adecuado a su edad. Además, como muchas de ellas son además canciones, la música hace todavía más fácil el que los niños las memoricen.
"Jack and Jill went up the hill
to fetch a pail of water.
Jack fell down and broke his crown,
and Jill came tumbling after"

Room on the Broom (Julia Donaldson)

De esta autora y de este libro ya os he hablado en alguna ocasión. Es una escritora que nos gusta mucho en casa, y sus libros aunque no son poemas, sí son muy rítmicos. De los que tenemos, este es el que más similitudes tiene para mí con la poesía:


"The witch had a cat and a hat that was black. And long ginger hair in a braid down her back. How the cat purred and how the witch grinned as they sat on their broom stick and flew through the wind"

Revolting Rhymes (Roald Dahl)

Este último lo compré hace poco porque me lo recomendaron. Son cuentos clásicos, pero a los que Roald Dahl les ha dado una vuelta y los ha en forma de poemas divertidos con una versión más moderna y pilla de las historias.

No lo hemos utilizado demasiado porque no es muy adecuado para niños tan pequeños como el mío, que aún no tiene tres años.

Pero estoy segura de que le sacaremos provecho en algún momento, ¡porque Roald Dahl siempre es un acierto!
"As soon as Wolf began to feel
That he would like a decent meal,
He went and knocked on Grandma's door.
When Grandma opened it, she saw
The sharp white teeth, the horrid grin,
And Wolfie said, ``May I come in?''
Poor Grandmamma was terrified,
``He's going to eat me up!'' she cried."

No hay comentarios:

Publicar un comentario