martes, 19 de septiembre de 2017

Recursos que no utilizo o que utilizo menos de lo que debería

Cuando empiezas a adentrate un poco en este mundo de la educación bilingüe, y gracias sobre todo a Internet, encuentras un montón de recursos en los que apoyarte.

No sé como habríamos sido capaces de hacer esto hace veinte años, sin poder conseguir tan fácilmente cuentos, canciones, vídeos, etc.

Realmente, lo que acabas buscando son los mismos recursos que buscarías si educaras en español, pero en inglés. Yo no busco nunca nada bilingüe, sino que prefiero cuentos en inglés, canciones en inglés, etc. Lo mismo que utilizaría un padre nativo con sus peques.

Y de las miles de cosas que vas encontrando por ahí hay algunas que apenas utilizo.

Las famosas flashcards

Una de ellas son las flashcards. Sí tengo un par de juegos de flashcards en casa, pero nunca las hemos utilizado demasiado. Y eso es porque al peque no le hacen demasiada gracia. Alguna vez jugamos con ellas a "I spy, with my little eye" pero casi nunca. Hace tiempo leí un artículo en el blog de Bilingual Bebés donde Vicki explicaba porque no le gustan las flashcards.

Yo no es que tenga nada en contra de este recurso, pero es simplemente que no lo hemos conseguido integrar en nuestra rutina de juego. Y quizás sea por lo que ella comenta:

No me gustan los “flashcards” [...] En mi humilde opinión, no solo los encuentro aburridos sino que los niños aprenden mucho mejor cuando les enseñamos con cosas reales de su mundo. No aprenden su lengua materna con “flashcards”. Aprenden con objetos de su día a día. Los colores que les rodean. Contando sus animales, o puntos en su camiseta o sus guisantes. No solo esto, sino también se pueden aprovechar de estos ratos que pasamos con nuestros hijos enseñándoles inglés para jugar, para fortalecer la imaginación (en lugar de enseñarle flashcards de un avión, haz un avión, monta en ello, disfrazaros y aprender a volar o a ser azafatas) trabajar otras destrezas (ensartar colores, construir con números Etc.) desarrollar las funciones ejecutivas (que aprendan turnos, auto control, que se concentren para recordar normas de un juego). No solo impartimos contenidos sino que estimulamos al cerebro entero.

Canciones

Otro recurso que sí debería utilizar y apenas utilizo, son las canciones. Sí le canto al peque algunas canciones en inglés, y cantamos e interpretamos algunas juntos, a veces con la ayuda de cuentos de canciones. Pero lo que es ponerle un CD con canciones lo hago muy poco. ¿Por qué? Pues fundamentalmente porque cuando le pongo un CD con canciones en casa al poco tiempo se levanta, va al reproductor de música, coge él otro CD y me pide que lo cambie, o lo que es peor, intenta cambiarlo él mismo (con el consiguiente riesgo para mi reproductor...). Nunca aguanta un CD puesto demasiado tiempo. Él único momento en el que sí es capaz de escucharlos es en el coche, y es entonces cuando aprovecho para ponérselos. Supongo que dentro de un tiempo, cuando sea algo más mayor, será capaz de escucharlos en casa sin que la impaciencia le gane, pero por ahora en esas estamos... 


Y fundamentalmente estos son los recursos que tengo por casa pero apenas uso. ¿Cuáles son los vuestros? ¿Tenéis algo que creíais que os iba a resultar muy útil y que sigue aparcado en un cajón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario