domingo, 23 de julio de 2017

Hablemos inglés, aunque no sea perfecto

talk_english

Cuando empecé a hablarle en inglés al peque una de las muchas cosas que me preocupaban era mi nivel de inglés: si mi gramática era precisa, mi vocabulario amplio, mi pronunciación buena....

A lo largo de este tiempo he dedicado bastante tiempo a mejorar todo lo posible ese nivel. He pulido mi gramática, he mejorado mi vocabulario, y hago lo que puedo con mi pronunciación, ...

Pero también he llegado a una conclusión: relájate y habla inglés. No todo tiene que ser perfecto. No tienes que encontrar la palabra más idónea para cada situación, tu pronunciación no tiene que ser como la de un londinense, y la gramática... ¿los ingleses tienen gramática o la inventaron para que los extranjeros aprendieran inglés? :)

¿Por qué no? Por varias razones.

En primer lugar, tampoco nos preocupamos tanto cuando hablamos español. Estoy en varios grupos de Facebook y Whatsapp con gente que educa bilingüe y a menudo surgen dudas sobre vocabulario. El otro día discutían si la palabra más adecuada para una determinada situación era bend, fold o crumple, y si para otra encajaba mejor la palabra pebble, stone o rock.

No digo que los matices no sean importantes, pero también me hizo reflexionar. ¿Le damos tantas vueltas cuando hablamos español? Evidentemente, nuestro dominio del español es muchísimo mayor, pero también es verdad que no nos nos parece crucial si la palabra exacta para describir una piedra es piedra, gravilla o canto rodado. Seguramente le digamos al peque la que nos encaje en ese momento, aunque pueda que no sea la más idónea.  Y no pasa nada...

Los ingleses tampoco hablan un inglés perfecto. Tampoco entre ellos están siempre de acuerdo con el término exacto a utilizar, ¿y qué decir de su pronunciación? Comparemos un acento británico con el de una alguien de Nueva Orleans. Por no hablar de su gramática. ¿Cuántas veces habéis oído "I'm good" en lugar de "I'm well"? Y tampoco pasa nada....

Porque lo importante es la comunicación. Que nos entendamos y transmitamos el mensaje que queremos transmitir. Puede que sea incluso más importante la naturalidad que la perfección. Porque a veces el pararnos a pensar el mejor término, o la frase gramaticalmente perfecta nos hacen perder la naturalidad de ese momento.

Y sí, claro, hay que intentar utilizar el vocabulario preciso, respetar las reglas de la gramática y pronunciar lo mejor posible. Pero sobre todo, relajémonos y hablemos inglés.... y el resto irá llegando poco a poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario