viernes, 28 de octubre de 2016

Uso de la tele para que los niños aprendan inglés

El tema de la tele es un tema al que le doy muchas vueltas y sobre el que me he informado bastante.

Nosotros, con el peque, no utilizamos televisión, ni tablets, ni móviles, para enseñarle inglés. Tampoco para el español. En resumen, el peque no ve la tele ni vídeos en dispositivos digitales. Esto es un tema que suele generar bastante controversia y sobre el que hay todo tipo de opiniones.

Hay muchos artículos donde lees las ventajas de utilizar la televisión para enseñarle inglés a los más pequeños de la casa. Sin embargo, si investigas un poco más, también hay muchos otros donde te aconsejan evitar todos los dispositivos tecnológicos antes de los dos años. En general, se habla de efectos negativos relacionados con el desarrollo del lenguaje, la lectura y la capacidad de atención. Estos son aspectos en los que seguro que cada uno tiene su experiencia y su opinión, y seguro que las hay de todos los tipos.

Sin embargo, el motivo por el que nosotros no utilizamos la tele con el peque, es básicamente porque consideramos que es un medio pasivo, con el que aprende, sí, pero no con el que más aprende, y que además le quita de hacer otras cosas, como jugar, leer, hablar, etc. El día no tiene tantas horas y preferimos que las utilice en otras actividades.

Esto algunas veces me ha generado dudas, porque no estoy segura de si al quitarle la tele le estoy quitando también una fuente importante para aprender inglés. Por eso he intentado informarme tanto sobre este tema, por si merecía la pena replanteárselo de alguna manera.

Creo que la tele sí le enseña inglés, sobre todo en lo que a adquisición de nuevo vocabulario y refuerzo del que ya tiene se refiere, pero no es un método exclusivo para conseguir este fin. Es decir, podemos conseguir lo mismo leyéndole al niño, poniéndole música, jugando con él en inglés, etc.

Por otro lado, el ponerle la tele provoca que hablemos menos con él, ya que tendemos a dejarle sentado viendo los dibujos mientras nosotros aprovechamos para hacer otra cosa.

He visto que mucha gente empieza a incluir la tele a partir de los dos años, pero lo hace de forma limitada y gradual. He hablado con personas que la utilizan sólo un rato los fines de semana, ya que opinan que durante la semana las tardes son muy cortas y los peques deben aprovecharlas haciendo otras cosas. Algunos te aconsejan también que la veas con ellos, y que conviertas esos ratos de tele en algo más activo, y no meramente pasivo; es decir, que interactúes con los niños durante el capítulo, comentando lo que estáis viendo, o generando algún tipo de juego alrededor de la historia. En este post de Bilingual Bebes, un blog que sigo bastante, hablan de este tema desde una perspectiva interesante.

Mis conclusiones por ahora son  que vamos a seguir como estamos. Sin tele, pero con muchos libros, juegos, canciones, etc. Y puede que en algún momento empecemos a incluir la televisión, pero de forma muy controlada. Seguramente sólo tiempos concretos, únicamente en fines de semana, e intentando convertirla en algo interactivo.

Como siempre, me encantaría saber vuestras opiniones y conocer vuestras experiencias!

2 comentarios:

  1. Nosotros si usamos la TV en inglés, de hecho todas las cadenas están en VO Siempre lo cual nos obliga a nosotros mismos a tener inglés aun cuando el pequeño no está delante.

    Lo que si, es que no la usamos mucho. Sólo el canal Clan o YouTube para los mismo dibujos y en periodos cortos. Nunca está más de 30 ó 40 minutos seguidos. Basicamente un capítulo o dos de algunos dibujos y luego a otra cosa.

    ResponderEliminar
  2. Reconozco que nosotros sí utilizamos la TV antes de los 2 años, aunque de forma MUY limitada, 15 o 20 minutos un par de veces a la semana y seleccionando cuidadosamente los contenidos.

    Como bien dices, a edades tan tempranas, la TV consume un tiempo que se puede invertir en actividades de juego activo y multisensorial. Y el objetivo de mejorar la conciencia fonilógica que se pretende a veces conseguir con la TV se puede suplir perfectamente con la radio y, especialmente, con canciones infantiles en las rutinas diarias.

    Yo creo que haces muy bien alimentando el amor de tu hijo por la lectura. Junto con la música y el juego, los cuentos son la mejor forma de ayudar a tu niño a desarrollarse de forma equilibrada.

    ResponderEliminar