jueves, 23 de febrero de 2017

Motivos para educar bilingüe a tus hijos sin serlo tú mismo

Cuando te enfrascas en esta aventura de educar bilingüe a tus hijos, sin ser tú nativo en el idioma, a veces tienes muy claros los motivos y otras la verdad es que no tanto. E incluso las veces que los tienes claros, estos motivos van evolucionando y cambiando según va pasando el tiempo. 

Sin embargo, creo que es importante tener unos motivos, aunque estos evolucionen o ni siquiera estén demasiado definidos, porque nos ayudarán a mantenernos motivados a lo largo de este proceso, y eso hay momentos en que resulta fundamental. 

Hoy quería contaros aquí los motivos que eligieron algunos de los padres que he conocido desde que empecé con este blog, para educar a sus hijos bilingües. Por eso os comento las respuestas que me han dado ante la pregunta ¿Por qué elegiste educar bilingüe a tu hijo?

Diana Sampedro, autora del libro Baby English, nos comenta: 
  • Para que mi hija viese el inglés como un idioma y no una asignatura
  • Porque el inglés te acerca a más personas, y oportunidades
  • Porque así lo sentí, vi muy interesante que desde pequeño se pueda manejar más de un idioma de modo natural.
Grouchy Daddy, padre que educa a sus dos hijos bilingües y creador del blog Aprende Inglés con tus hijos, nos resume sus motivos: 
  • Hoy en día, en la era de Internet el ser capaz de comunicarte en inglés te hace estar un paso por delante. Si buscas cualquier tipo de información, por lo general siempre es mas amplia en inglés.
  • La segunda razón sería la posibilidad de comunicarte cuando sales fuera.
  • Y la tercera, el trabajo. Yo trabajo en una multinacional, y el que mejor habla inglés siempre es el que da una mejor impresión, cuando vienen los 'jefes' ingleses de visita.
Alex, que educa a su peque de un añito en inglés, y al que podemos encontrar detrás del micro de Aventura Bilingüe y del blog Crecer en Inglés, nos comenta: 
  • Por la importancia que es a día de hoy tener el manejo de una segunda lengua y si es lo antes posible mejor. En un mundo donde más del 50% de la población mundial habla dos idiomas, que nosotros sólo hablemos uno me da casi que vergüenza.
  • Porque el sistema de educación bilingüe que casi tenemos ahora obligados en España está lleno de malas críticas y no quiero que corra el riesgo de no enterarse de nada, o que diga que es bilingüe por hacer un tipo test. Digamos que trato de prevenir lo que está aún por llegar y que parta con cierta ventaja competitiva.
  • Y por mi mismo, cómo padre y cómo desafío personal para mejorar mi inglés y disfrutar de su educación de otra manera, que por suerte he descubierto que es divertidísima
Vanesa, madre de una peque a la que educan en cuatro idiomas, nos cuenta:
  • Tanto su padre como yo hablamos varios idiomas y nos parece adecuado y natural darle la oportunidad de crecer en un entorno multilingüe.
  • Creo que desenvolverse bien en varios idiomas no garantiza, pero sí contribuye en cierta medida a desarrollar otras capacidades que son necesarias para el éxito profesional (Tony Wagner's 7 Survival Skills).
  • Aprender idiomas a edad temprana tiene muchas ventajas, mientras que retrasarlo le consumiría un tiempo futuro que no podría dedicar a buscar y desarrollar su verdadero talento.
¿Y cuáles son mis motivos?
  • Estamos en un mundo cada vez más global y multicultural, donde el concepto de distancia ha cambiado por completo gracias a la tecnología y a la posibilidad de desplazarse de un sitio a otro con facilidad. Las probabilidades de pasar tu vida en una misma ciudad, por no decir en un mismo país, son cada vez más reducidas, así que considero necesario preparar a mi hijo para esa globalización, de forma que pueda decidir estar donde quiera cuando quiera, sin que el idioma sea una barrera para ello. 
  • Porque el facilitarle el acceso a un idioma desde recién nacido, le dará la posibilidad de adquirirlo de forma natural, no de aprenderlo. 
  • Y por último, ¿por qué no? Puedo hacerlo, ¿así que por qué no hacerlo? Seguramente si se me diera bien tocar el piano, intentaría enseñar a mi hijo a tocarlo. O si jugara al tenis, querría que mi hijo intentara aprender. Sé hablar inglés y puedo transmitirle eso a mi hijo, ¿por qué no hacerlo?
¿Y tus motivos? ¿Cuáles son? ¡Cuéntamelos! Y si aún no los tienes, búscalos, y anímate a empezar esta aventura, porque puedo asegurarte que merece la pena. 


2 comentarios:

  1. Gracias por dejarme ser parte de tu blog y comentar mis motivos.
    Un abrazo, Alex

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu interés en compartir y promover esta experiencia en la que estamos todos metidos. Es una forma de tomar el testigo de los que ya llevamos tiempo por aquí, con vuestras nuevas ideas y experiencias.
    Leyendo mis propias palabras, ahora añadiría como principal razón, que es una excitante y asombrosa aventura que vale mucho la pena vivir, y que probablemente condicionará y marcará la vida familiar y el futuro de los pequeños.

    Enhorabuena y a seguir adelante.

    y Feliz navidad a todos!!

    @Grouchy_daddy

    ResponderEliminar