viernes, 27 de mayo de 2016

Un café con... Maribel



El otro día quedé a tomar un café con una chica con la que contacté a través de Twitter. Ni ella ni su marido hablan inglés de forma nativa, pero están criando a su hijo de 5 años en un ambiente bilingüe inglés-español. En su caso ambos le hablan inglés al niño y el resto del entorno le habla en español. Él vivió muchos años en Inglaterra, y ella dirige una academia de inglés para niños a partir de 3 meses, aquí en España. 
 
Me encantó pasar un rato con ellos, por varios motivos. 

Por una parte, me permitió ver a donde podríamos llegar con lo que estamos haciendo nosotros con el peque. El nuestro es todavía muy pequeño, y aunque ahora ya está empezando a decir sus primeras palabras (y para mi alegría, en los dos idiomas), todavía es muy pronto para poder evaluar los resultados.

Me apasionó también ver la habilidad que tenía su hijo para hablar inglés. Y no me refiero sólo al vocabulario y la soltura que tenía (que eran notables) sino a la facilidad con que cambiaba de un idioma al otro. Si le hablabas en español, te contestaba en español. Si empezabas a hablarle en inglés, te contestaba en inglés. El cambio de un idioma a otro lo realizaba sin ningún esfuerzo y de una forma totalmente natural. Eso me llamó mucho la atención a la vez que me encantó.

En su caso, el niño no pasó por ninguna fase de rechazo al idioma, en la que, a pesar de entenderlo, no quisiera hablarlo. La madre cree que esto, junto con el trato tan natural que tiene con el idioma, se deben en parte al hecho de que son los dos padres los que le hablan en inglés en casa. En lugar de utilizar el método OPOL (One Parent One Language), ambos progenitores empezaron desde casi el principio a hablarle en inglés. Evidentemente, se trata sólo de una sensación que tiene ella, sin haber vivido la situación contraria. 

Además, en su caso han sido capaces de encontrar otra gente que de vez en cuando le habla en inglés al niño, para que él vea que no sólo es un idioma que se habla en casa. Tienen familia de Estados Unidos que viene a pasar el verano aquí, y tienen una serie de relaciones con gente nativa que también le habla en inglés al pequeño.

Yo creo que esto último también ha influido mucho en la relación del niño con el lenguaje, especialmente en su capacidad de hablarlo con cualquier persona, y no únicamente con sus padres.

Este café me motivó muchísimo a seguir con lo que estamos haciendo en casa. Aunque cada vez me resulta más natural hablarle a mi hijo en inglés, y de hecho ahora incluso se me hace raro hablarle en español, la realidad es que esta aventura implica mucho esfuerzo y dedicación. Y es bonito ver que realmente puede tener unos resultados estupendos, como en el caso de esta chica. 
 
Los dos niños se lo pasaron muy bien juntos, pese a la diferencia de edad. Me gustó mucho ver a mi peque jugando con otro niño que le hablaba en inglés.  

Es muy agradable encontrar gente en mi entorno en una situación parecida a la nuestra, con la que poder quedar de vez en cuando para charlar y para que los peques se relacionen ¡y lo hagan además en inglés! 


Desde ese día llevo dándole vueltas a un par de ideas, que ya os iré contando!

4 comentarios:

  1. Gracias por dedicarnos un post.
    Pienso, igual que tú, que hemos conseguido unos resultados excelentes, especialmente porque lo habla en casa y fuera de ella. Aunque tengo que matizar que no estoy segura de que lo hubiésemos conseguido si su padre no fuese nativo, de padres españoles pero nativo. Yo sola me hubiese encontrado con muchas dificultades, pues a veces me viene a la cabeza que no es mi idioma materno ni en el que me manejo con mayor comodidad. Por eso creo que es necesario el apoyo de los demás y puedes contar con el mío. Una suerte que los niños se lleven tan bien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Enhorabuena Maribel por conseguir que vuestro hijo hable los dos idiomas con facilidad, un ejemplo más que anima a los que están empezando y a los que seguimos en nuestra bilingual journey. Gracias Spanglispeque por compartir vuestro café con nosotros.
      Diana Sampedro.BABY ENGLISH

      Eliminar
  2. Siempre alegra y anima que hay más gente como nosotros :) felicidades Maribel

    ResponderEliminar